El lonko Facundo Jones Huala fue extraditado ayer martes a Chile donde será juzgado en Valdivia por el incendio de una propiedad en un campo cercano a esa ciudad en 2013. El referente indígena fue trasladado con un helicóptero de la Policía Federal Argentina alrededor de las 17,30 horas desde la Unidad 14 de Esquel al aeropuerto local donde los esperaba un avión Jet de la misma fuerza.
Según pudo confirmar este diario, Huala irá a Santiago de Chile. En la capital trasandina pasará la noche del martes muy probablemente en un espacio de máxima seguridad de instalaciones de la Policía de Investigaciones de Chile (PDI). El miércoles muy temprano seguirá rumbo a Valdivia donde lo esperan funcionarios de la fiscalía de la Región de los Lagos, miembros de la PDI y agentes de Carabineros de Chile fuertemente armados.
Fuentes chilenas confirmaron a Clarín que el fiscal del área, Sergio Fuentes, pedirá de inmediato la prisión preventiva para Jones Huala en los Tribunales locales tomando en cuenta el alto nivel de posibilidades de que se fugue como ya hizo en 2013. En ese momento, el lonko gozaba de prisión domiciliaria en una casa de Valdivia.
En este estado deberá aguardar al procedimiento judicial que podría demorar entre uno y tres meses. Durante este plazo la fiscalía reunirá y analizará todo el material probatorio que hay en contra de Jones Huala. De acuerdo a lo que ha trascendido en los últimas horas, el fiscal Sergio Fuentes, tendría testigos que ubican al lonko en el lugar del incendio.