Un hecho sin precedentes tuvo lugar sobre el fin de semana pasado, precisamente el domingo por la mañana, luego de que la Policía ingresara al interior de una obra en construcción ubicada en la zona sur de Puerto Madryn, y constatara que en el interior se encontraba un sujeto al que buscaban por un hecho de robo cometido momentos antes.
Sin embargo, la sorpresa fue mayor cuando los uniformados advirtieron que, entre las pertenencias del hombre había nada menos que dos pingüinos muertos, cuya procedencia al momento no ha podido ser determinada.
El hombre estaba siendo buscado luego de que fuera denunciado por un robo ocurrido dentro de un departamento de alquiler temporario, y finalmente se corroboró que, estando en aparente situación de calle, pasaba la noche dentro de un edificio donde se realiza una obra en construcción.

Era buscado por un robo

La Policía arribó al predio ubicado en Abraham Matthews al 1.100 sobre las once de la mañana del domingo; la presencia de los efectivos había sido solicitada luego de que una mujer de apellido Romero denunciara al sujeto, de apellido Tavella, como el autor del delito de “violación de domicilio”, el cual tuvo lugar en uno de los alquileres temporarios que funciona en la zona céntrica de Puerto Madryn.
Una vez en el lugar, los agentes confirmaron la presencia del hombre y, una vez detenido, tomó intervención en el hecho la fiscal de turno, quien dispuso que permaneciera alojado en una dependencia local durante algunas horas, mientras se corroboraba si pesaba sobre él algún pedido de captura y demás antecedentes policiales.

Un hallazgo fuera de lo común

Cuando el personal policial llegó al lugar, encontró al individuo durmiendo y, a pocos metros, dos pingüinos muertos; según informaron fuentes extraoficiales, se trata de uno de los “malabaristas” que suele trabajar en las inmediaciones de algunos cruces con semáforo de la ciudad, principalmente el ubicado en avenida Gales y Marcos A. Zar.
Además, la Policía halló una cabeza de un tercer pingüino y sus aletas, sin haber encontrado el cuerpo; los otros dos ejemplares habrían sido trasladados al CCT Conicet-Cenpat para ser analizados.
En el lugar, los agentes hallaron pertenencias varias, entre ellas un colchón y una almohada, algunas prendas de vestir, un palo y un lampazo, bolsas con distintos elementos que pertenecerían al sujeto detenido.
En principio, los dos pingüinos hallados no mostraban señales de heridas, por que se presume que el hombre los habría encontrado en algún sector de Puerto Madryn, o bien de Puerto Pirámides, donde suele ser frecuente toparse con la presencia de algunos ejemplares fallecidos en la zona de la costa.

Municipalidad de Puerto Madryn