Como todos los 25 de septiembre desde hace dieciséis años, hoy se celebra en el Municipio de Puerto Pirámides el aniversario del rescate de “Garra”, un juvenil macho de diez metros de ballena franca que se había enredado con las cadenas de un catamarán fondeado en la bahía.
Gracias a los esfuerzos conjuntos de toda la comunidad, Garra pudo ser rescatado y en el año 2003, se declaró esa fecha “Día Nacional de la Ballena Franca”.
Varios de los vecinos que participaron de ese rescate, viendo la necesidad de organizar una mejor respuesta a ese tipo de eventos, presentaron en ese momento un proyecto de creación de una red de varamientos oficial, el mismo finalmente pudo concretarse en el año 2009 con la creación de la Red de Fauna Costera Chubut, la cual en el día de hoy trabaja diariamente en toda la región.

La historia de Garra

El 25 de septiembre de 2002, una ballena juvenil se enredó en las cadenas del fondeo de un catamarán de avistajes en Puerto Pirámide. Los guías balleneros y buzos locales fueron los primeros en intentar liberarla. La imposibilidad de acceder a las cadenas en el agua los estimuló a tomar la decisión de vararla para liberarla en la bajamar. Con el esfuerzo de toda la comunidad, la ballena fue liberada de las cadenas y mantenida fresca en espera de la marea alta. Al atardecer pudo volver al mar. Debido a la llamativa marca en su lomo, este joven macho fue bautizado como “Garra”.
“Garra” afortunadamente pudo sobrevivir a pesar de las heridas y al estrés sufrido. Fue reavistado en septiembre del año 2006. Su supervivencia demostró cómo el esfuerzo colectivo puede tener un rol esencial en la conservación de las ballenas en nuestros mares.
Para conmemorar el día en que toda una comunidad se unió para rescatar a Garra, el 25 de septiembre, la Cámara de Diputados de la Nación, declaró esa fecha como Día Nacional de la Ballena Franca Austral.

La familia de Garra

Su madre, Victoria, fue fotografiada por primera vez en Península Valdés en 1972. Gracias al monitoreo continuo de esta población, la hemos registrado durante más de tres décadas, y es así que sabemos que Garra al menos tiene cinco hermanos. Ya que la hemos registrado con ballenatos en 1976, 1979, 1985, 1997, 2001 (Garra) y 2004.
Durante las celebraciones por el Día de la Ballena del año 2004, el pueblo de Puerto Pirámide propuso 59 nombres diferentes para bautizar a la ballena 200, la madre de Garra. Por unánime votación, el nombre elegido fue Victoria. Nuestro catálogo de ballenas, iniciado por el Dr. Roger Payne en 1970, es mantenido y actualizado cada año por la investigadora Vicky Rowntree. El nombre de la ballena 200 es entonces, un homenaje a nuestra querida Vicky, una investigadora que ha dedicado su vida al estudio y la foto identificación de cientos de ballenas francas de esta población. (Fuente: ICB)