Desde la entidad que acompaña, asiste y asesora a aquellos familiares de víctimas de hechos delictivos en Puerto Madryn, destacaron el avance de la obra que permitirá que la Asociación cuente con su sede propia, algo hasta el momento impensado y que se concretaría en los próximos meses.
Al respecto, el titular de la Asociación, Ángel Gersi, comentó que “este año estuvimos realizando actividades y todo cuesta, pero a pulmón sabemos que vamos a poder terminar la sede”, en relación a la obra en desarrollo, a la vez que agregó que “para nosotros es una alegría, uno mira para atrás y lo que menos nos imaginábamos era que en algún momento íbamos a poder tener nuestro propio lugar; siempre hemos trabajado de una forma correcta dentro de la ciudad, y creo que también, de alguna forma, es la recompensa a lo que hemos venido haciendo todos estos años; era poco lo que nos quedaba, sabíamos que la situación era complicada y todo lo que se va haciendo cuesta trabajo”.
Además, Gersi adelantó que buscarán reconvertir la metodología de trabajo de la institución, no sólo para contener a las familias de víctimas, sino también para dar otra impronta a la labor y que “el trabajo no sea siempre sobre el dolor de una nueva familia”, advirtiendo que muchas veces, “cuando las causas llegan a su fin, la gente busca volver a la vida que llevaba antes y, estar dentro de la Asociación, puede hacer que uno tenga que revivir lo que le ocurrió”.

Colaboración comunitaria

Por otra parte, agradeció a “la gente que colabora, como por ejemplo la del Centro de Formación Profesional, ya que nos faltaba el revestimiento para los dos baños y la cocina y, a través de ellos, nos lo donaron, lo cual representa un empujón importante” y anticipó que “ahora, la idea es hacer alguna feria o actividad que nos dé el dinero para pagar la mano de obra, y todo es así, hacer una actividad, juntar el dinero, comprar parte del material, realizar otra actividad e ir juntando todo”.
Consultado sobre los trabajos restantes para finalizar la obra, Gersi precisó que “lo más importante en este momento es la parte del revestimiento de los baños y la cocina, si bien son tres espacios chicos, necesitamos alguien que sepa, y en cuanto al armado de los baños, ya tenemos una persona que, lamentablemente, también es familiar de víctimas desde hace muy poco; es alguien que hace trabajos de plomería y se comprometió a darnos una mano en la Asociación”.
Una vez concluido el revestimiento, “ya pasaríamos a armar los baños; también, a medida que hemos ido haciendo actividades, fuimos comprando las cosas que vamos a necesitar y tenemos parte de ello guardado en las casas de material”, consignó.

Realizarán actividades para recaudar

La Asociación Víctimas de la Delincuencia ha sido una de las principales instituciones sin fines de lucro que ha sabido acompañar a aquellos familiares de personas que han sufrido de manera directa hechos delictivos, muchos de ellos graves y, en mayor medida, homicidios que han marcado a fuego la memoria de la comunidad, a partir de casos resonantes como el de Jorge “Cebollón” Gersi, hermano de Ángel, el caso Leonela Aguirre, el de Diana Rojas y tantos otros que han ocupado las primeras planas de los medios de comunicación a través de los años.
En este ámbito, el titular de la entidad planteó que, además de ser un lugar de contención para los familiares de víctimas, “la idea siempre ha sido despegar un poquito o buscar una variante de la Asociación, ya que muchas veces interviene en casos duros, como los que nos han pasado a nosotros, y los primeros años pudimos realizar otras actividades, porque contábamos con un lugar un poco más preparado; podíamos armar campañas, por ejemplo, para el Día del Niño, donde siempre nos fue muy bien”.

Acompañamiento social

Actualmente, “estamos un poco escondidos y en un segundo piso, por lo que se nos hace difícil”, reconoció Gersi, agregando que “la idea es que, una vez que tengamos el nuevo lugar, podamos hacer el trabajo desde lo social, además de seguir trabajando en la parte legal de acompañamiento a las víctimas, y una vez que terminemos este año y que terminemos con la sede, también nos parecería trabajar en mejorar las condiciones de las víctimas”.
Sobre esto último, sostuvo que “la falta de (la figura del) abogado querellante es algo que hace muchos años nos tiene muy preocupados, se recuperó durante parte de este gobierno, luego se volvió a perder; es algo muy complicado y sabemos que para cada familia que tiene que acceder a uno, le resulta algo muy costoso y no todos puede hacerlo”.

Trabajar e innovar sin olvidar

Sobre la renovación de autoridades en la Asociación, el titular de la misma explicó que “somos una comisión, que es la primera que se conformó, y la realidad es que tenemos puestos por una cuestión legal, ya que dentro de la Asociación siempre hemos trabajado todos juntos” y reconoció que “la verdad, no hay mucha gente que quiera tomar la Asociación; a medida que pasan los años vamos siéndolas mismas personas, y de acuerdo al tiempo que uno dispone y las posibilidades que le va dando la familia y el trabajo, colabora con la misma; somos los mismos que fundamos la Asociación, muchas veces se suman familias nuevas, pero una vez que las causas se van terminando, la gente quiere volver a la vida que llevaba, olvidar un poquito lo que le ha pasado, y seguir dentro de la Asociación lleva a recordar y revivir lo que a uno lo ocurrió”.
A ello, sumó que “el hecho de buscar otra alternativa y otro trabajo en la Asociación tiene que ver con esto, con encontrarle otro sentido a nuestro trabajo y que no siempre sea sobre la pena y el dolor de una familia nueva”.

Municipalidad de Puerto Madryn