Desde el gremio de la construcción de Puerto Madryn se refirieron a la situación económica que seguramente se pronunciará hacia fines de este año, una vez que finalicen las obras para la colocación de molinos eólicos, lo cual generaría el cese de unos 500 trabajadores asignados a las mismas.
La cifra se suma a las aproximadamente quinientas personas que están sin trabajo, “muchas de ellas desde hace seis meses”, según indicó el dirigente del sector, Javier Moya, quien planteó que “la obra pública está totalmente parada” y precisó que, en el caso de la Doble Trocha, hay “32 personas designadas cuando debería haber unas ochenta, por falta de fondos de Nación”.
Por otro lado, confirmó que, una vez concluidos los trabajos con los molinos, los trabajadores que queden cesantes recibirán dos pagos de 10 mil pesos, no remunerativos, en diciembre y enero para una parte, y en febrero y marzo para la otra.

Pago compensatorio

En este sentido, Moya expuso que “se ha llegado a un acuerdo con las empresas a nivel local, en el cual se van a hacer dos pagos de dinero no remunerativo, de 10 mil pesos cada uno, la primera cuota en diciembre y la otra en enero, para los que son despedidos ahora” y agregó que “en febrero y marzo, para los que sean despedidos con posterioridad a las fiestas (de fin de año)”.
A su vez, destacó que “por lo menos, es un aliciente para esos dos momentos clave como lo son el fin de año y el inicio de clases, lo hemos pensado de esa forma como para que la gente tenga una ayuda cuando comiencen las festividades y, después, para la escuela”.

“Tendremos un gran bache de trabajo”

Consultado sobre si los empleados que quedarán cesantes podrán incorporarse a otras obras o trabajos, el dirigente de la Uocra respondió: “Lamentablemente no, vamos a tener un gran bache de trabajo en los próximos ocho o nueve meses, ya que no hay inicio de otros proyectos. La obra pública está totalmente parada, y lo privado también viene bajando, así que con gran preocupación vemos que el final del año va a ser complicado y el inicio del siguiente, más complicado todavía, porque habrá más gente en la calle”.
Sobre la cifra de empleados de la Uocra que no tienen trabajo por estos días, Moya detalló que “ahora, tenemos alrededor de 500 desocupados, y le vamos a sumar otros 500 o un poco más, de acá a los primeros meses del 2019, con lo cual nos encontraremos con unos mil desocupados para fin de año”.

Más de mil desocupados

Consecuentemente, “la situación se va a complicar en demasía, dado que si ya tenemos problemas con los 500 desocupados, tendremos el doble de problemas en poco tiempo”, advirtió Moya, sumando a ello que “nosotros veníamos ‘abriendo el paraguas’ desde hace más de tres meses, a través de charlas con los gobiernos Provincial y Municipal, y algunos llamados a Nación, ya que sabíamos que esto se terminaba y no había nada que enganchara inmediatamente como para que la gente tuviera una respuesta”.
En este orden, puntualizó que “estamos esperando la respuesta de los gobiernos como para que digan que, si bien saben que no les van a poder dar contención a los mil (desocupados), por lo menos vayan dando un aliciente a la mayor cantidad de trabajadores”.

Falta de fondos para la Autovía

En cuanto a la obra de mayor envergadura y que tiene ocupada a la mayor parte de los trabajadores del sector en Puerto Madryn, el secretario gremial de Uocra sostuvo que “actualmente están los dos muelles (por el Piedra Buena y el Almirante Storni), está la obra (del parque eólico) que realiza Aluar, pero después no hay más nada” y, en cuanto a los trabajos que se realizan en la Autovía Puerto Madryn-Trelew, sostuvo que “hay 32 personas trabajando, únicamente; tienen una falta de pago del Gobierno Nacional, entonces no quieren abrir otro frente, estamos preocupados por eso ya que no se le ha dado una solución a la empresa como para que pueda iniciar otro frente de trabajo; a esta altura, debería tener unas ochenta personas la obra, y estamos con 32”.

La bolsa de trabajo crece día a día

Sobre la bolsa de trabajo del gremio y si la misma se ha expandido, atentos a las cesantías de trabajadores, Moya reconoció que “se ha incrementado y día a día lo hace, lamentamos que la obra privada también se esté parando” y comentó que “hay dos o tres edificios que se pararon en Madryn, y eso es como un llamado de atención, ya que lo privado venía de algún modo por fuera de todo esto, y se ve que los ‘coletazos’ ya le están llegando a ese sector”.
En cuanto al convenio firmado entre el Municipio y el sindicato para la realización de varios trabajos en la ciudad, entre ellos la colocación de cordones cuneta en algunos barrios, manifestó que “se está por ver de qué forma se va a realizar, estamos trabajando para que se salga rápido con ese tema y que se le pueda dar un aliciente a la gente”.

Municipalidad de Puerto Madryn