Este miércoles por la mañana tuvo lugar la inauguración del nuevo edificio del Centro de Tratamiento de Adicciones de Puerto Madryn, ubicado sobre la calle Villarino al 2.300, en la zona oeste de la ciudad.
Se trata de un renovado inmueble, que anteriormente era una vivienda residencial, y que cuenta con distintos espacios para las actividades de los concurrentes, así como también de comodidades que permitirán “que la gente trabaje mejor y esté bien”, según destacó el ministro de Salud provincial, Adrián Pizzi, quien encabezó la reapertura del Centro.
Además, el funcionario se refirió a la actualidad del sistema sanitario provincial y advirtió una “preocupante” situación en cuanto a la falta de anticonceptivos, leche para el fortalecimiento alimentario de madres y niños, y vacunas, a la vez que criticó duramente que la degradación de la cartera de Salud nacional al rango de Secretaría, planteando que la Salud debe abordarse, desde el ámbito de las políticas públicas, “como un derecho y no como un gasto”.
En cuanto al tratamiento de adicciones, destacó la importancia que sea abordado no sólo desde el punto de vista sanitario, sino también desde el ámbito social, en virtud de las organizaciones que se dedican al acompañamiento de pacientes con problemas de consumo.
Por otro lado, confirmó que fue solucionado el inconveniente con el sistema de gas del Hospital de Puerto Pirámides, situación que había generado preocupación en la población de la villa balnearia luego de que el nosocomio permaneciera sin calefacción durante varios días.

Mejores condiciones de trabajo

En diálogo con el Diario, el ministro de Salud de Chubut destacó que “vinimos a la reapertura del Centro Integral de Tratamiento, y para nosotros, si bien se trata de una estrategia que se viene desarrollando desde hace tiempo, el hecho de estar en un lugar más cómodo, más populoso y accesible, nos da el oxígeno para seguir adelante en una estrategia que debe ser fortalecida de manera permanente”.
A su vez, en cuanto a las comodidades del edificio, que anteriormente era una vivienda particular, “tanto los usuarios como nuestros trabajadores estarán en una mejor condición y podrán desempeñarse de tal forma, además de que para nosotros, como Ministerio, resulta importante que la gente esté bien y pueda trabajar mejor”.

Abordaje comunitario y social

En cuanto al abordaje del consumo desde el punto de vista sanitario, Pizzi explicó que “es un tema que atraviesa a la sociedad y no es parte de un pequeño sector solamente, además de que es importante tenerlo en la agenda sanitaria”.
A ello, sumó que “desde el punto de vista político-sanitario, recientemente dije que, hace mucho, alguien de Puerto Madryn nos mencionó que la complejidad del trabajo y de este tipo de trabajo está en la comunidad; tal vez, la tendencia desde una mirada más hegemónica es pensar que la complejidad está en una terapia intensiva, por ejemplo; pero desde el punto de vista de la salud, la complejidad está en la comunidad, y de hecho, vinieron a acompañarnos (en la inauguración) varias organizaciones que funcionan dentro de la comunidad, y que precisamente, a partir de esa construcción social es desde donde se pueden lograr resultados y tener una intervención más efectiva en esta problemática, que requiere una mirada interdisciplinaria y servicios que no son los clásicos del sistema de salud”.

Degradación del Ministerio de Salud

Por otro lado, el titular de la cartera sanitaria provincial criticó la degradación del Ministerio de Salud de la Nación al cargo de Secretaría: “La valoración que hago es negativa, absolutamente. Si hubiera una palabra que pudiera describirlo un poco mejor, ni siquiera sería ‘negativa’, porque esto hace que la salud sea relegada, o al menos nos da esa sensación. Particularmente, quienes trabajamos desde hace mucho en el sector nos sentimos de alguna manera ‘saqueados’ en este punto, porque para nosotros, el Ministerio de Salud de la Nación no sólo es un financiador de recursos en líneas sanitarias estratégicas, sino que es un faro normativo en la salud pública nacional. Indistintamente de cómo sea a partir de ahora, el próximo lunes tendremos una reunión de ministros de todas las provincias con el Secretario de Salud actual”.
En la misma línea, Pizzi reconoció que “este es un mensaje político indudablemente, la salud no está en la agenda del Gobierno Nacional y para ellos es un gasto que hay que reducir”.
Sobre el impacto económico en el sistema de salud provincial y local, atentos a la disminución de fondos que la nueva Secretaría de Salud recibiría, el Ministro advirtió que “ya viene significando menos fondos para las provincias en materia de salud desde hace un tiempo, para lo cual nosotros teníamos una postura crítica al respecto; sin embargo, retrocedimos en la discusión, ya que antes era discutir fondos y recursos, y ahora si tenemos o no un ministerio”, agregando que “claramente, nosotros estamos posicionados de una manera muy crítica respecto del recorte de vacunas”.

Deudas de Nación

En relación a esto último, el funcionario comentó que “el martes llegó a mi escritorio un informe que daba cuenta de que no tenemos leche; nosotros, a través de nuestros centros de salud y a través del fortalecimiento alimentario del programa materno infantil para niños y embarazadas, se entregan en la provincia, en el marco de control de salud, unos 15 mil kilos de leche; esto no está llegando, no están llegando los anticonceptivos, dejó de venir la vacuna del meningococo, nos deben un millón y medio de dólares del Programa Proteger, nos mandaron carta documento las personas que tienen cobertura de diálisis en el programa Incluir Salud, que son las pensiones graciables” y alertó que “empieza a haber un deterioro generalizado” del sistema sanitario.

Sin garantías para planificar

Además, Pizzi manifestó que “recientemente me preguntaban si íbamos a dar cobertura a tal o cual cuestión, pero lo cierto es que nosotros no sabemos ni qué es lo que no va a venir; por lo cual, en este momento del Presupuesto, uno de los principales planteos que haremos es que el Gobierno Nacional blanquee en qué situación vamos a estar, ya que si hay algo que no va a venir, o bien si no van a venir un montón de cosas, debemos planificarlo, presupuestarlo y salir a garantizarlo en la manera en que podamos”.
El Ministro sostuvo que “no podemos ni siquiera tomar las decisiones de qué vamos a garantizar, cuando no sabemos qué es lo que no va a venir” a Chubut.

Coyuntura política

Recientemente, durante una jornada de abordaje de la discapacidad llevada a cabo en la Universidad del Chubut, sede Puerto Madryn, el ministro de Salud había planteado de manera contundente a uno de los funcionarios nacionales que participó del encuentro, la necesidad de “no ahorrar” en materia sanitaria.
Sin embargo, la coyuntura política y la decisión de transformar el Ministerio nacional en una Secretaría, parecería haber generado el efecto opuesto a la solicitud de Pizzi.
En este sentido, mencionó que “creo que la salida a esto es política y tiene que ver con que haya alguien que nos gobierne y que mira a la salud de la manera en que realmente es; desde una perspectiva de derecho y no como un gasto, me parece que hay referentes nacionales que lo han demostrado y no le veo una salida en el corto plazo; veo un escenario muy preocupante para nosotros, no sólo desde lo político”.

Señales “preocupantes”

Además, el ministro de Salud provincial reconoció que “me llama la atención que, a veces, las cuestiones políticas pasan por arriba y son parte de la discusión del gabinete político; pero acá, nosotros tenemos a los equipos técnicos del Ministerio que empiezan a advertir una gravedad y la incertidumbre de no saber qué pasa, lo cual es un signo preocupante” y concluyó que “cuando hablamos de programas y demás, no es simplemente algo normativo, sino que hablamos de la atención de los niños, las embarazadas, de los pacientes con HIV, de los que tienen tuberculosis, enfermedades crónicas, hablamos de esa gente, y cuando decimos que no va a haber financiamiento, empezamos a sospechar que, por ejemplo, en el caso de la anticoncepción, van a empezar a aumentar los embarazos no deseados y vamos a empezar a tener una problemática y una película que ya vimos en este país, la cual no queremos ver otra vez”.

Municipalidad de Puerto Madryn