En medio de un paro nacional para exigir mayor presupuesto y una actualización de salarios para el sector y repudiaron la agresión a una maestra en Moreno, los gremios docentes se movilizaron ayer al Congreso, al tiempo que advirtieron “no tenemos miedo”.
“Frente al Congreso, a los representantes del pueblo y con la Casa de Gobierno a nuestras espaldas, dos símbolos de la democracia decimos: no tenemos miedo. Lucha, más lucha, más lucha”, enfatizó Mirtha Petrocini, titular de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), tras homenajear a Sandra Calamano y Rubén Orlando Rodríguez, quienes murieron por un escape de gas en una escuela de Moreno, y afirmar su “acompañamiento a Corina” De Bonis, la maestra atacada en ese municipio bonaerense.
A su vez, la titular de CTERA, Sonia Alesso advirtió: “es un paro para decirle al Gobierno de Macri que queremos presupuesto para la Educación”.
Alesso respaldó los proyectos de ley que en el Congreso “defienden el presupuesto educativo, el Fondo Nacional de Incentivo Docente, la jubilación docente, las becas para nuestros pibes”.
Luego de una marcha que partió desde el Ministerio de Educación y se dirigió al Congreso, Petrocini señaló que “todos los docentes son los que día a día, con esfuerzo, con amor, con bronca, con dolor, en protesta, luchando, son los que ponemos el cuerpo por nuestros chicos, nuestras familias, nuestras escuelas”.
“Esta lucha continúa: por escuelas seguras, por condiciones dignas de enseñar y aprender, por salarios justos, por salarios dignos, por más presupuesto, por Sandra, por Rubén, hoy acompañando a Corina”, enfatizó Petrocini.

Habló Corina De Bonis

“No tenemos banderas políticas. No criticamos ni al gobierno actual ni al que se fue, y lo que hacemos lo hacemos por los pibes. Enemigos no tenemos o no lo sabemos, pero, efectivamente, a alguien le molesta”, reivindicó su tarea docente Corina de Bonis a un día de haber sido secuestrada y torturada por levantar junto a sus compañeras del CEC 801 y a las madres del barrio ollas populares que reemplacen el cierre de los comedores escolares de Moreno. Suspirando y con la voz apagada, Corina ofreció solo algunos detalles sobre su secuestro porque, según explicó, la UFI Nº5 solicitó no divulgar detalles de lo sucedido para avanzar en la investigación. “Fue por un trayecto corto, pero el suficiente como para asustar, y mucho”, contó
De Bonis, acompañada por compañeras y directiva del CEC 801, ofreció sus primeras palabras en la puerta de su casa, poco después de regresar desde el hospital donde se la realizaron los chequeos de protocolo para incorporar en la causa. “Estoy lo mejor que puedo estar”, había dicho a los periodistas en un primer y breve contacto. “Una trata de tener fuerza y entereza. Somos docentes, nada más. Lo que hacemos, lo hacemos por los pibes. Que moleste una olla…”, dijo incrédula de la violencia que sufrió en la tarde del miércoles.
Corina, quien cumple funciones administrativas en el CEC 801, describió las amenazas previas que la comunidad educativa debió sufrir desde que a fines de agosto comenzaron a realizar una olla popular para enriquecer el Servicio Escolar Alimentario (SEA) que llegaba a la escuela con una vianda fría: “Una feta de paleta, una de queso, un pan y una fruta”, describió. “Nos pareció poco, por eso queríamos hacer la olla para que los nenes tuvieran algo más, ya que para muchos es su única comida”, señaló la docente sobre los motivos de la acción.

Hoy, marcha de antorchas

Suteba y Ctera convocaron para este viernes una marcha de antorchas en todas las plazas del país bajo la consigna “Nunca más”, en repudio al secuestro y tortura sufrido por la docente de Moreno, Corina de Bonis, y las amenazas recibidas por otras docentes de la misma comunidad educativa, paralizada desde la explosión de la escuela 49, donde murieron la vicedirectora Sandra Calamao y Rubén Rodríguez.
El sindicato bonaerense y la confederación nacional convocaron a movilizarse con los “guardapolvos blancos y rodeados de la comunidad educativa” para exigir justicia por las muertes de Sandra y Rubén y el “esclarecimiento urgente del secuestro y tortura sufridas por De Bonis”, así también como la investigación del resto de las amenazas sufridas por sus colegas de Moreno.
Además, las organizaciones lideradas por Roberto Baradel y Sonia Alonso reiteraron su reclamo por “la convocatoria urgente al diálogo en el marco de las paritarias para resolver los conflictos educativos en todo el país”.

La gobernadora Vidal repudió la tortura desde su Twitter

A la ola de repudios se sumó el de la gobernadora, María Eugenia Vidal. A través de las redes sociales, la mandataria expresó: “Repudio profundamente la violenta agresión que sufrió Corina De Bonis en Moreno. Mi solidaridad con ella, ya la estamos acompañando con la Dirección de Psicología Social y junto a los ministerios de Seguridad y Justicia estamos trabajando para encontrar a los responsables”.
Minutos después de conocer el mensaje de Vidal, Baradel, en una charla con A dos voces, aseguró: “Está muy bien ese tuit. Ahora se tiene que poner en hechos concretos. El Gobierno tiene que colaborar con la Justicia, que los responsables del ataque vayan presos y que escuchen a los docentes”.
Por otra parte, desde Educación bonaerense también se expresaron al respecto. “La Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires repudia profundamente el lamentable hecho de violencia que sufrió la docente Corina De Bonis cuando se dirigía hacia su domicilio desde donde cumple funciones en el Centro Educativo Complementario 801”, escribieron en un corto comunicado.