El presidente Mauricio Macri brindó un discurso en la mañana de hoy para referirse a la situación que atraviesa nuestro país y a nuevas medidas que se impulsarán desde el Ejecutivo nacional para intentar solucionar los inconvenientes.

En la oportunidad, el titular de la Casa Rosada evitó hacer autocríticas por la realidad actual y culpó al gobierno anterior y a factores externos que tuvieron influencia en Argentina, como son los enfrentamientos comerciales entre Estados Unidos y China y la economía de Turquía. Al referirse puntualmente al kirchnerismo, Macri los cuestionó por el déficit fiscal que produjeron durante su mandato, al igual que la inflación y la pobreza. Además, el Presidente aseguró que “el escándalo de los cuadernos” generó que caigan las intenciones de invertir en nuestro país.

Otro de los lineamientos en los que se basó el discurso del mandatario fue el de la pobreza, y aseguró que actualmente “un tercio de los argentinos” está en esa situación, lo que representaría un incremento durante su gestión como presidente.

Por último, lanzó un pedido a los comercios que se encargan de comercializar sus productos al exterior, sosteniendo que “a los que exportan les vamos a pedir un aporte mayor, es una emergencia”.

En tanto, si bien confirmó que se reducirán los ministerios y se achicará la estructura del Estado, Macri evitó dar mayores precisiones al respecto, al mismo tiempo que ratificó que durante la tarde se comunicarán los detalles de esta medida.

Retenciones a las exportaciones

El ministro de Hacienda de la Nación, Nicolás Dujovne, brindó hoy una conferencia de prensa para hablar sobre la situación económica del país, donde ratificó que se volverán a implementar retenciones para las exportaciones, tal como lo había adelantado Macri.

Puntualmente, el titular de la cartera monetario explicó que “el derecho de exportación será de cuatro pesos por dólar para las exportaciones primarias”, mientras que para el resto de las exportaciones el derecho será de tres pesos por dólar.

Además Dujovne anunció que Argentina apunta a tener superávit primario en 2019. En un principio, el objetivo era alcanzar este equilibrio fiscal en 2020, pero por la situación de crisis que atraviesa el país se anunció una serie de medidas para llegar a este objetivo el año que viene.

“Como decía el Presidente, la Argentina venía creciendo a buen ritmo en 2017, parte de 2018 también, pero cambió el contexto: tuvimos una fuerte sequía, subieron las tasas de interés internacionales, las monedas internacionales se apreciaron, y eso nos agarró en un momento en el que no habíamos corregido nuestros desbalances macroeconómicos”, precisó el ministro.