La cumbre que este martes a las 17 el Presidente tendrá con los gobernadores para dar, al menos, un guiño de acuerdo en torno al presupuesto 2019 mostrará, hasta ahora, cuatro ausencias. Pero no todas tendrán la misma motivación.
El entrerriano Gustavo Bordet, uno de los peronistas “amigables”, viaja a EEUU por una actividad que tenía programada hace tiempo. De hecho, su ausencia, anuló la posibilidad de que haya una juntada previa en la casa de Entre Ríos, sobre calle Suipacha, que suele ser lugar de encuentro de mandatarios y ministros.
Miguel Lifschitz, el socialista que gobierna Santa Fe, es de los más duros y su posición ha sido, en este tiempo, de tensión casi permanente con la Casa Rosada. Un dato puntual: cuando Macri convocó a gobernadores post anuncio del FMI lo excluyó directamente de las charlas.

Ausencias con aviso

Lifschitz viaja a San Francisco para asumir la presidencia por América Latina de la coalición de estados subnacionales. Su vice fue operado y tampoco puede viajar. Irán dos ministros.
Alicia Kirchner, de Santa Cruz, enviará a su vice Pablo González, en quien suele delegar todos los oficios de ese tipo fuera de la provincia. La santacruceña no estuvo, tampoco, en la reunión y firma del Pacto Fiscal en noviembre del año pasado -estaba de viaje- por lo que lo rubricó una semana después.
La cuñada de Cristina Kirchner optó en los últimos meses por bajar el perfil y recluirse en la provincia, en vez de confrontar abiertamente con el Gobierno. En la provincia hablan de cierto equilibrio interno y hablan de que la ex ministra buscará su reelección el año próximo.

Verna en tratamiento

Carlos Verna, peronista de La Pampa, uno de los jefes territoriales más críticos de la Casa Rosada y otro que, como Lifschitz, quedó fuera de la agenda telefónica y de charlas con Macri. La semana pasada, el pampeano anunció que padecía un cáncer y que se sometería a un tratamiento.
Verna participará de las reuniones previas en el CFI con los demás mandatarios opositores y estaría, además, en la charla posterior con Rogelio Frigerio pero se excusó de estar en el encuentro con Macri porque tiene una consulta médica.
“A las 16.30 tiene junta médica con los profesionales que le hicieron el diagnóstico”, avisaron desde La Pampa donde Verna lamentó no poder concurrir a la reunión con el Presidente.
Esa junta médica es la que definirá qué tratamiento deberá seguir el gobernador. Si requiere rayos, se tomaría ochos semanas de licencia de su cargo y se instalaría en Capital para el tratamiento. Si es quimioterapia podría no interrumpir.
Aunque se especuló con que no asistiría, Alberto Rodríguez Saá, mandatario de San Luis, este domingo dijo por radio Cooperativa que concurrirá a la reunión con Macri a pesar de “no saber de qué se trata el presupuesto”.
Así y todo, en su provincia explicaron hoy que dependerá de cómo marcha la reunión del CFI y que dependerá de eso si concurre o no a ver a Macri.

Discrepancias

Mientras el Gobierno se esmera por cerrar rápidamente el acuerdo por el Presupuesto 2019 con los gobernadores, a los que recibirá el próximo martes en la Casa Rosada, dentro del grupo de mandatarios provinciales no hay una postura homogénea. La tendencia que predomina entre los gobernadores es de acompañamiento, luego de que el presidente accediera al pedido de que los convoque a una mesa de diálogo para discutir el diseño presupuestario del año que viene y alternativas frente al tumultoso panorama económico.
Sin embargo, tanto el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, como el de Santa Fe, Miguel Lifschitz, salieron a marcar distancia con Cambiemos y pusieron en duda su apoyo al proyecto de presupuesto del oficialismo, que podría presentarse en la Cámara de Diputados el próximo viernes si hay fumata con los caudillos provinciales.
El jefe del bloque de senadores nacionales de Argentina Federal, Miguel Pichetto, que funge como nexo con varios gobernadores justicialistas, agradeció el gesto de Mauricio Macri de convocar a los mandatarios provinciales, pero reclamó que la reunión de este martes no sea únicamente protocolar o un mensaje del Presidente.

Arcioni: “Comienza una dura discusión por el presupuesto”

El gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, se refirió a la actividad que desarrollará mañana en Buenos Aires, en el marco de la convocatoria de mandatarios provinciales hecha por el Gobierno nacional.
“Vamos a empezar a discutir y a plantear lo que ya vienen trabajando todos los ministros de Economía de las provincias”, dijo Arcioni, al tiempo que criticó que todavía no se ha recibido ninguna propuesta: “Hoy a primera hora estuvimos conversando telefónicamente con un par de gobernadores y no tenemos el presupuesto, ni siquiera el borrador”.
Asimismo, el mandatario provincial repasó que “como todos saben se han mantenido varias reuniones entre los ministros de Economía, en las cuales los ítems de asignaciones, el quite del Fondo Sojero, traspaso del subsidio del transporte, son las medidas que hoy nos están preocupando, porque hacen al recorte y ajuste que hoy las provincias no se pueden hacer cargo”.

Planteos judiciales

A su vez, el Gobernador recordó que “estamos defendiendo cada uno de los derechos de todos los chubutenses”, y detalló: “fuimos los primeros en hacer los planteos judiciales justamente por la tarifa del gas, planteando la inconstitucionalidad de la medida; fuimos los primeros en presentar ante el Juzgado Federal la acción de amparo contra las asignaciones familiares. También fuimos los primeros en ir hasta la Corte por la eliminación, a través de un DNU, del Fondo Solidario Sojero”.
“Se trata de defender los derechos de todos, no simplemente quedarse con lo discursivo o mediático, y criticando sin aportar ni reaccionar”, puntualizó Arcioni.

Ajustes a la Universidad Pública

Por otra parte, el mandatario provincial precisó que “nosotros por parte del Gobierno del Chubut y todo el gabinete provincial, conjuntamente con los diputados y senadores nacionales, vamos a estar acompañado esta lucha contra los recortes que ese están haciendo en la Universidad Pública”.

Gobierno de Chubut