El presidente Mauricio Macri volvió a acercarse al agro luego de los cambios en las retenciones por la cartera de Hacienda, y destacó la “garra” de ese sector al encabezar una actividad organizada por Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) en el Palacio de Aguas Argentinas. Allí, también reconoció que el Gobierno no ha podido “erradicar la inflación”.
“Dada la emergencia, les he tenido que pedir a todos los que tienen mayor capacidad en la sociedad, que son los que ya hoy pueden exportar. Y esta vez ha sido a todos los sectores, a los que les hemos pedido este último esfuerzo temporal de un impuesto que es malísimo, perverso, porque va en contra de lo que queremos, que es desarrollar cada economía regional y creando empleo privado de calidad”, declaró Macri desde el Salón de Eventos del Palacio de Aguas Corrientes.
El jefe de Estado fue invitado por el titular de las Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) Dardo Chiesa quien escuchó atentamente el discurso conciliador que también puso foco en destacar a “la gran familia del campo, familia que entiende la importancia de la cultura del trabajo, del esfuerzo, de superarse”.
Macri le pidió por favor al campo “acompañar esta etapa de transición” para “terminar con 70 años de engaños, de frustraciones, de no enfrentar la realidad, de creer que somos muy vivos de vivir de prestado, para después no cumplir. 70 años de gastar más de lo que tenemos, de crear impuestos distorsivos que destruyen la construcción de empleo formal”.
La tercera jornada comenzó con la palabra del Presidente y tiene como título “competitividad, un objetivo a lograr”. Allí remarcó la necesidad del diálogo para generar consensos productivos entre todos los sectores. “Hay que dejar de pensar que las Pymes son buenas y las grandes empresas con malas”, marcó.
“El mundo nos está mirando como nunca antes. Es el momento en que tenemos que demostrar que acá estamos, que somos, que de verdad aprendimos y crecimos y que no vamos a seguir repitiendo los mismos errores. Es ahora”, concluyó.

Desmintieron dolarización

Sin siquiera hablar abiertamente de la cuestión, el Gobierno nacional desmintió que se analice “atar” el peso al dólar, como sugirió este jueves un funcionario del Tesoro de los Estados Unidos.
Tanto desde el Banco Central como del Ministerio de Hacienda se comunicaron con las distintas redacciones para descartar la posibilidad. Incluso pidieron evitar declaraciones abiertas, para quitarle fuerza al rumor.
El director del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dejó entrever que ya había negociaciones para “atar el peso al dólar, como hizo Ecuador”. En una entrevista televisiva, el funcionario de la administración de Donald Trump dijo que la convertibilidad “funcionó en los años 90: derribó la inflación y mantuvo la prosperidad” y sugirió que “eso es lo que necesitan para volver a hacerlo”.
Consultado sobre si se había avanzado en la negociación con nuestro país, Kudlow aclaró que “el Tesoro ya está en eso”. Las declaraciones cobraron mayor relevancia al recordar que, durante su reciente visita a Washington para iniciar las renegociaciones del acuerdo con el FMI, el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne y su equipo estuvieron reunidos con funcionarios del Tesoro.
El encuentro, sorpresivo, generó distintas versiones, como la posibilidad de avanzar en un préstamo directo de los Estados Unidos, algo que debió ser desmentido por el propio ministro en una improvisada conferencia de prensa. “No hay ningún tipo de conversaciones en ese sentido”, aseguraron desde la cartera de Hacienda a este medio.