El presidente Mauricio Macri dijo este lunes, en Estados Unidos, que está “listo para competir” en las elecciones de 2019.
“I am ready to run” (“Estoy listo para competir”, en español), afirmó, en inglés, al ser entrevistado por la cadena de noticias Bloomberg, en Nueva York.
“Estamos construyendo un nuevo país, una nueva sociedad basada en la cultura del trabajo, en la cultura de que tenemos que mejorar sin trucos ni atajos”, argumentó.
Además, el Presidente afirmó que no hay chances de que Argentina caiga en default.
“Contamos con el apoyo que recibimos de otros países y especialmente de los Estados Unidos. Con el nuevo valor del tipo de cambio estamos balanceando nuestras cuentas externas y, lo más importante, tendremos un nuevo récord de producción de granos”, aseguró el Presidente.
Por otra parte, Macri negó que vayan a aplicarse medidas de control de cambios, una nueva convertibilidad.
“Estamos trabajando con el equipo del FMI para presentar algo que va a traer más confianza. Estará claro cuál es nuestra política monetaria, hacia dónde vamos. Será la parte más importante del acuerdo”, explicó.
En ese sentido, el Presidente aseguró que está confiando en que la inflación “bajará dramáticamente” y se reducirá la necesidad de financiamiento externo.
Macri aseguró que no hay posibilidad de default, y que habrá entre cuatro a cinco meses de recesión económica.
Asimismo, el Presidente aseguró que al no haber inundaciones ni sequías previstas “la exportación de granos marcará un récord con más producción”.
“No quiero avanzar en el acuerdo, pero es un acuerdo que fija una política monetaria clara, que mostrará hacia dónde vamos, que vamos a bajar la inflación y reducir nuestras necesidades de financiamiento externo”, finalizó el Presidente.
En Buenos Aires parte del equipo económico continúa las negociaciones con los emisarios del FMI y ya habría un principio de acuerdo para una ampliación de fondos por entre u$s 3.000 y u$s 5.000 millones que se agregarán al monto original de u$s 50.000 millones.
El Presidente comenzó su jornada desayunando con un grupo de inversores en una reunión que se realizó en las oficinas del Financial Times, en Nueva York. Asistieron a la audiencia con el Presidente Jane Fraser (Citi Bank), Ed Al Hussainy (Columbia Threadneedle), Alberto Ramos (Goldman Sachs), Gerardo Mato (HSBC), Martin Marron (JP Morgan), John Moore (Morgan Stanley), Michael Gómez (PIMCO) y Tom Langford (UBS). Por el Financial Times concurrieron Gillian Tett, John Paul Rathbone, John Moncure y Robin Wigglesworth.
Al mediodía, con el objetivo de generar mayor confianza en los mercados internacionales, Macri se reunió con la presidenta del Consejo de las Américas, Susan Segal, y almorzó con un grupo de empresarios que le manifestaron su interés en realizar inversiones en la Argentina.
El encuentro con los eventuales inversores, interesados en el área bancaria y de energía, tuvo lugar en el restaurante Rao’s, y participaron el canciller Jorge Faurie, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne; el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, y el senador nacional Esteban Bullrich.
Por la noche, el Presidente asistió a la recepción ofrecida por su par de los Estados Unido, Donald Trump, en honor de los Jefes de Estado y de Gobierno participantes de la 73° Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas.