Un niño de 20 meses oriundo de Viedma y un hombre de 40 años, de la localidad bonaerense de Pergamino, fallecieron por la bacteria streptococcus pyogenes y se sumaron a las otras cuatro víctimas fatales.
La alarma por los casos mortales causados por la bacteria se visibilizó en las puertas de los hospitales porteños y de la provincia de Buenos Aires, con una gran cantidad de consultas en las guardias, en donde este miércoles se registraban hasta seis horas de espera.
El paciente mayor de edad, según informaron medios de Pergamino, ingresó a una clínica privada con un cuadro respiratorio que derivó en una neumonía, se le realizó una hemocultivo y una punción de pleura, y los resultados arrojaron una infección con la mencionada bacteria.

Víctimas

Este martes se habían conocido dos casos mortales de infección por streptococcus pyogene que derivaron en las muertes de dos niñas: una de ellas de 6 años, en la ciudad de Rosario, y la otra de 7, en Posadas, Misiones.
Antes, se habían difundido los decesos de dos niños en el Hospital Elizalde, de la Ciudad de Buenos Aires, donde otros tres menores estuvieron internados por la misma bacteria pero evolucionaron y superaron el cuadro.
La directora de Epidemiología de la Nación, Patricia Angeleri, sostuvo que se trata de una bacteria que “siempre estuvo notificada a nivel de laboratorio” y dijo que se solicitó a los profesionales de los centros de salud de todo el país que estén atentos ante la aparición de estos casos.
La funcionaria sostuvo que es fundamental que los casos sean tratados a tiempo, para evitar mayores complicaciones.
La bacteria streptococcus pyogene “es la causa más común de faringitis con fiebre alta, y es clave agarrarla a tiempo”.
“También puede provocar escarlatina y lesiones en la piel”, indicó el jefe del Departamento de Medicina del Hospital Ricardo Gutiérrez, Eduardo López.

Qué dicen las autoridades

Este miércoles, la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) indicó en un comunicado que en tres casos se detectó en los análisis realizados co-infección con Gripe A.
“En todos se aisló Streptococcus pyogenes en líquido pleural o hemocultivo. En tres casos se detectó co-infección con Influenza A”, se señaló en el documento publicado en la página de la SAP.
En tanto, desde la secretaría de Salud de la Nación confirmaron a la agencia Noticias Argentinas que ahora se analizarán las cepas de la bacteria streptococcus pyogenes que causó hasta el momento seis muertes en el país para poder determinar de qué tipo de germen se trata y si es más virulento que el habitual.
Las infecciones por la bacteria Streptococcus pyogenes son habituales en la población infantil y se presentan con mayor frecuencia hacia finales del invierno y principios de la primavera.
Causa un amplio espectro de manifestaciones clínicas de enfermedad, desde cuadros leves, como faringitis, escarlatina, hasta infecciones invasivas graves.

Analizarán las cepas

El Instituto Nacional de Epidemiología ANLIS–Malbrán analizará las cepas de la bacteria streptococcus pyogenes para poder determinar de qué tipo de germen se trata y si es más virulento que el habitual.
Según confirmó a NA Patricia Angeleri, directora nacional de Epidemiología y Análisis de la Situación de Salud de la Secretaría de Salud de la Nación, el análisis se está realizando ya que “llama la atención la aparición de varios casos en una semana epidemiológica”.
“Tenemos la posibilidad de hacer el estudio entre las distintas cepas que atacaron a las personas fallecidas y ver cuál es el germen, o si los gérmenes son los mismos o si tienen alguna particularidad en el código genético”, explicó Angeleri.
Además, la funcionaria de Salud comentó que “este bicho es sensible a la penicilina, pero preocupa el comportamiento que está teniendo y que provoque infecciones graves”.
Además de determinar la cepa, el Instituto Nacional de Epidemiología realizará un perfil de respuesta o resistencia a los distintos agentes antimicrobianos o antibióticos, lo que permitirá determinar un mejor tratamiento para los diferentes casos que se presenten.
Angeleri explicó también que la bacteria streptococcus pyogenes “no es nueva y que habitualmente produce cuadros con mayor frecuencia en las vías respiratorias y en la piel”.
“Esta bacteria no era de las que se tenían que notificar dentro de la lista de enfermedades obligatorias, pero en el nuevo sistema de vigilancia tenemos la posibilidad de ingresarla a la lista de las enfermedades obligatorias para contar con mayor cantidad de datos”, indicó.

Modos de contagio y tratamientos

Según especialistas, esta bacteria se ataca con antibióticos y reposo domiciliario. El infectólogo Eduardo López, jefe del Departamento de Medicina del Hospital Ricardo Gutiérrez, explicó que “es la causa más común de faringitis con fiebre alta, y es clave agarrarlo a tiempo. También puede provocar escarlatina y lesiones en la piel”.
Según explicaron especialistas, el streptococcus suele circular a fines del invierno y comienzos de la primavera. Pero los casos mortales son poco frecuentes. La clave es, aseguran, lavarse las manos y cortarse las uñas. Si se lo trata a tiempo con penicilina, el infectado deja de contagiar entre las 12 y las 24 horas.
López destacó a Radio 10 que “los síntomas son dos: cuando tienen faringitis, dolor de garganta, fiebre alta, dificultad para tragar. Cuando se brotan, que es la escarlatina, o cuando hay lesiones de piel que se rascan o que duelen, hay que consultar al médico”.
El médico añadió que “tratados con antibióticos en 24 horas dejan de contagiar”. Para llevar calma, explicó que “hay que tranquilizar a la gente y decir que es muy raro que pase lo que pasó con estos chicos”, al tiempo que sostuvo que “alrededor del 20% de las faringitis con fiebre son provocadas por esta bacteria”.