En la Secretaría de Gestión Ambiental y Control Minero (SGAyCM) de San Juan funcionan cámaras de vigilancia instaladas en proyectos mineros, como consecuencia de una inversión en tecnología para la vigilancia de la actividad sustentable en la provincia, y por efecto de una orden expresa del organismo a las operadoras mineras.
Así lo indicó en un informe Canal 13 de San Juan, que precisó que el emplazamiento de las cámaras fue seleccionado por el Ministerio de Minería para visualizar lugares estratégicos de los emprendimientos metalíferos ubicados en la Cordillera y precordillera sanjuaninas.
Por parte del Ministerio de Minería se instalaron cinco cámaras panorámicas de monitoreo de última generación en grandes proyectos. Y se ubicó una sexta cámara en la escombrera Cerro Amarillo, en la frontera argentino-chilena. Así se controla el traslado de los estériles por parte de Minera Pelambres a dos botaderos ubicados en suelo trasandino, agregó el informe periodístico.

Incorporación de tecnología

Las cámaras tienen una visión de 360º de alta definición. Producen imágenes en colores de día, con pasaje automático a visión monocromática de noche. Están diseñadas para operar en condiciones climáticas extremas, con un rango de -40 ºC a +60 ºC de temperatura.
La transmisión en vivo de las imágenes se hace a través de un sistema de Internet satelital de alta velocidad denominado Banda K. Junto a las cámaras se instalaron estaciones meteorológicas, lo que permite, además, conocer las condiciones climáticas de cada sitio.
Las imágenes se visualizan en un monitor de 55 pulgadas ubicado en el Área de Coordinación de Proyectos de la SGAyCM dependiente del Ministerio de Minería de San Juan. Allí figuran imágenes de las cámaras propias como las proporcionadas por las distintas empresas mineras.
Por instrucción expresa de la SGAyCM se les exigió instalar cámaras adicionales a las operadoras en sus proyectos y áreas de influencia, distribuidas de acuerdo con el siguiente detalle: cuatro cámaras instaladas en el valle de lixiviación de mina Veladero; una en el punto de monitoreo de aguas del río Potrerillo en el área de influencia de mina Veladero; una en el tramo Conconta-Veladero (Sepultura); y dos en el sector de la escombrera Cerro Amarillo.
Se totalizan así 14 cámaras de monitoreo entre las propias del Ministerio de Minería y las de las empresas mineras.

Control y fiscalización

Además de mostrar lo que ocurre en alta montaña, lo graban con registro de fecha, hora y lugar. Todas las cámaras (propias y de empresas) están bajo control remoto de la autoridad minera, que puede ampliar con movimiento de zoom o girar los dispositivos para una vista panorámica HD.
Por su alimentación con paneles solares, la grabación es ininterrumpida y su monitoreo es permanente, pese a la distancia. En algunos casos, la ubicación de las cámaras coincide con los sitios de emplazamiento de las cámaras de las empresas mineras. Según explicó el secretario de Gestión Ambiental, Eduardo Machuca, este hecho no es una redundancia sino un respaldo por contraste.
El sistema de vigilancia que acompañó a otros desembolsos en el área de la SGAyCM durante la actual gestión del ministro de Minería, Alberto Hensel, tiene como finalidad que todos los proyectos mineros y zonas de interés para el control ambiental se controlen en tiempo real y de forma complementaria con las inspecciones periódicas en el terreno.
Gracias a estas inversiones en tecnología, movilidades, GPS, y a la incorporación de profesionales calificados, el área de Fiscalización y Control Ambiental Minero ha incrementado en un 205% las inspecciones.

Gobierno de Chubut