El Intendente de Puerto Madryn, Ricardo Sastre, se refirió en diálogo con la prensa, al encuentro mantenido con integrantes del justicialismo chubutense el pasado lunes, y comentó que “no he hablado mucho con los medios, más allá de dos programas televisivos en los que estuve presente” y resaltó que “me parece que fue una reunión muy importante para que nos dijéramos muchas cosas que nos teníamos que decir en un ámbito acorde; sirvió para eso, ni más ni menos”.
Además, anticipó que “está la segunda reunión, el 8 de octubre, y hay que seguir trabajando por la unidad del justicialismo y ver de qué forma se va acomodando el tablero” y, consultado sobre su intención de ser candidato a gobernador de la provincia en dicho ámbito, sostuvo que será “la misma que he tenido siempre, creo que fui uno de los primeros en esbozarlo y sigo manteniendo la misma postura”.

Ampliarán la lista de invitados

Consultado sobre si se limaron asperezas “puertas adentro” del cónclave, Sastre ironizó que “estuvo lindo” y planteó que “fue una linda reunión, hubo algunos pases de factura entre todos y eso sirve, ya que de lo contrario, siempre son notas mediáticas en las que nunca se llega a buen puerto; ese era el ámbito ideal, no éramos muchos, por eso algunos tal vez sienten que no fueron invitados”, además de destacar que se tratara de “una reunión más chica para luego ir ampliándola y decir las cosas con quien realmente amerita”.
El encuentro “terminó muy bien, eso es lo importante”, subrayó.

Cambiar la realidad

En cuanto a la posibilidad de que existiera una lista de unidad, el Intendente de Puerto Madryn reconoció que “hay que terminar con esos rencores, con esos odios que no contribuyen a nada; tampoco hay que subestimar a la gente y mostrar una foto en la que estamos todos abrazados después de que pasaron muchas cosas; en el caso puntual de Madryn, fue una de las ciudades en las que hubo muchas confrontaciones”.
Por otra parte, puso en relieve que “somos responsables, los funcionarios públicos, en estos 35 años de democracia, de empezar a cambiar esa realidad y empezar a transmitir lo bueno y no lo malo, porque terminamos confrontando a los distintos sectores sociales sin sentido, cuando después, los dirigentes sociales se sientan en una mesa, arreglan las diferencias y queda la sociedad confrontada”.

“Es importante que haya diálogo”

Sastre planteó: “Me parece que no es el momento de seguir confrontando, sino de aunar criterios como para poder juntar a toda la sociedad en pos de un solo objetivo, que es estar mejor, porque hoy la estamos pasando mal”.
Además, ponderó el diálogo con ex intendentes y referentes del ámbito justicialista: “Estamos dialogando como no lo hemos hecho en otras oportunidades, y eso construye. Hay diferencias marcadas. Indudablemente, cuando hay varias personas no se piensa igual, existen diferencias, pero lo importante es que el diálogo exista y que las cosas las podamos debatir en el ámbito que corresponde, no trasladarlas a la sociedad para que exista una confrontación y que lleguen momentos difíciles como los hubo en Madryn en 2013 y 2014”.

Lo pasado, “pisado”

Sobre su relación con Martín Buzzi, quien cuando era gobernador de Chubut forjó un vínculo de importante tensión con la administración municipal ante la falta de llegada de fondos y obras, Sastre mencionó que “le pusimos un punto final a esa tirantez que tuvimos en noviembre de 2014; obviamente, no coincidíamos en muchas de las acciones que se llevaron adelante y seguramente no coincidamos, pero eso no quita que no se pueda conversar y que podamos construir un proyecto que pueda contener a todos los sectores del justicialismo”.

Municipalidad de Puerto Madryn