Desde el Hospital Zonal “Dr. Andrés Ísola” se refirieron a los casos mortales, tanto de niños como así también de adultos, de infección por la bacteria estreptococo pyogenes, los cuales fueron diagnosticados en varias provincias del país, entre ellas Buenos Aires y Río Negro.
Sin embargo, a nivel local, advirtieron que el cuadro generado por dicha bacteria, si bien es frecuente durante la última etapa del invierno y toda la primavera, no registró un incremento en los casos detectados.
Además, instaron a tomar los mismos recaudos habituales, como por ejemplo “toser y estornudar sobre la base del codo”, dado que una persona “puede portar la bacteria y no tener síntomas, pero sí transmitirla” a través de la saliva.

Qué produce la bacteria

En diálogo con el Diario, la referente del área de Epidemiología del nosocomio local, Denise Acosta, explicó que “a nivel de la Secretaría de Salud de la Nación, a nosotros nos comunicaron dos casos mortales por infección con estreptococo pyogenes, y otros tres casos de pacientes internados, que tienen evolución favorable” en el ámbito nacional.
La bacteria en cuestión “es la que está más relacionada a las faringitis bacterianas en el ser humano, se contagia de humano a humano, no hay intervención de animales y demás”, explicó, sumando a ello que “estos cuadros tienen una característica que está descripta en los libros, donde la bacteria pasa al torrente sanguíneo y genera una infección generalizada, con complicaciones graves y muerte; no es lo más habitual, pero puede suceder, teniendo en cuenta las descripciones de lo que genera la bacteria, así como también otros virus, algunos de los cuales no provocan nada y, en otros casos, pueden tener consecuencias graves y generar la muerte”.

Un cuadro clínico frecuente todo el año

La faringitis es una afección frecuente en la región patagónica, así como también en el resto del país, principalmente durante los períodos del año en los que predominan las bajas temperaturas.
En esta misma línea, consultada sobre la presencia frecuente de casos en el ámbito local, Acosta señaló que “nosotros, durante todo el año, tenemos casos de estreptococo pyogenes y hay en todo el país, porque es la bacteria que genera anginas o faringitis bacterianas más frecuentemente; no es algo que no nos pase, nos sucede todo el año y empieza a haber un incremento; está descripto que, en la época final del invierno y toda la primavera es donde aumentan los casos de infección por el estreptococo pyogenes”.

Sin aumento de casos

Sin embargo, advirtió que “nosotros todavía no hemos detectado un aumento de los resultados de laboratorio positivos; seguramente, ahora y con toda esta información, habrá un mayor número de consultas y más pedidos de análisis en laboratorio”.
Además, la referente de Epidemiología del “Andrés Ísola” sostuvo que “tendríamos que evaluar, posteriormente, si hay un incremento o no”, añadiendo que “momentáneamente, desde los últimos tres meses hasta agosto, el porcentaje de resultados positivos para esta bacteria se mantiene estable, no hubo un aumento en agosto; tenemos alrededor de un 40 por ciento de resultados positivos para esta bacteria, hay casos porque es la bacteria que generalmente da el exudado o hisopado de fauces positivo, cuando el médico lo solicita”.

Cuáles son los síntomas

Sobre las recomendaciones hacia las familias para tener presentes, en caso de sospechar que se puede estar ante un caso de infección por estreptococo pyogenes, Acosta precisó que “los síntomas de una faringitis son dolor de garganta, fiebre; en el caso de la infección bacteriana, la fiebre es elevada, de 39 a 40 grados, se ven en la garganta algunas placas de pus, y en los niños puede también generar, a veces, un poco de dolor de panza y vómitos” y remarcó que “eso es lo más frecuente, y la forma de prevenir estos cuadros, como también las medidas de prevención para evitar la transmisión de virus respiratorios, que son los que más frecuentemente generan faringitis en los niños, es el lavado frecuente de manos, con agua y jabón, tener disponible el alcohol en gel cuando uno no está en la casa y está en la vía pública, para poder utilizarlo” y explicó que “cuando uno está enfermo, es importante toser y estornudar en el pie del codo, ya que esta bacteria, como los virus respiratorios, se transmite por contacto con la saliva de una persona que porta la bacteria”.
En este sentido, comentó que “una persona puede portar la bacteria y no estar enferma o no tener síntomas, pero puede transmitirla” y concluyó, entre las sugerencias, que es necesario “ventilar la casa, al menos una vez al día, cuando se puede y el viento y la tierra nos lo permite en nuestra localidad, además de mantener las superficies altamente tocadas, como ser picaportes, teclados y demás, limpias con agua y lavandina, al menos una vez al día”.

Municipalidad de Puerto Madryn