El gobierno nacional anunció hoy que finalmente no se llevarán a cabo los recortes de los beneficios de las asignaciones familiares en la Patagonia y el Norte del país, dejando atrás la idea de eliminar las “zonas desfavorables”. Puntualmente, esta medida se tomó a través del decreto 816/2018 publicado en el Boletín Oficial, el jefe de Estado dejó sin efecto la derogación que había dispuesto de esos beneficios.

De cara a la previa por la discusión del Presupuesto para el año próximo, la medida puede ser interpretada como un guiño a los mandatarios provinciales, muchos de los cuales, entre ellos el chubutense Mariano Arcioni, manifestaron públicamente su disconformidad con ciertos aspectos de las partidas.