Parte de los gremios universitarios finalmente aceptaron la propuesta salarial que prevé un aumento de entre el 24 y el 26 %, según los cargos, con revisiones en diciembre y en febrero. Se trata de la Federación de Docentes de las Universidades (FEDUN), que nuclea a 33 sindicatos de base. Todavía resta definir qué resolverán CONDAU y CONDAU histórica, que mantendrán asambleas esta semana para definir su postura.
No obstante, a través de un comunicado, FEDUN informó que mantiene el estado de alerta y movilización para “garantizar el financiamiento del sector”.
El secretario general de la FEDUN, Daniel Ricci, consideró que la propuesta “es superadora del 15% que el gobierno quería imponer. Esto es el resultado de la lucha que venimos llevando adelante los docentes de las 57 universidades nacionales de todo el país”.
“El porcentaje de aumento conseguido es similar al de la inflación medida desde marzo a octubre (nuestra paritaria es de marzo a marzo), y con las dos revisiones acordadas para diciembre y febrero se prevé mantener un aumento salarial al ritmo de la inflación. Por eso se discutió mucho la inclusión de estas cláusulas en el acta”, explicó Ricci.
No obstante, desde FEDUN informaron que “la lucha salarial no está cerrada, y mantenemos el estado de alerta y seguiremos de cerca las próximas revisiones”.
La propuesta que se rubricará prevé la aplicación de una suma fija remunerativa no bonificable que, sumada al 15% otorgado en tres tramos hasta septiembre, significará un aumento de entre el 24 y el 26 por ciento en el salario docente.