El diputado nacional por Chubut, Gustavo Menna, presentó un proyecto en el que se propone la declaración de la comuna balnearia como “Capital Nacional de la Ballena Franca Austral”, a la vez que una segunda iniciativa propuso establecer el 25 de septiembre como el “Día Nacional de la Ballena Franca Austral”.
La fecha conmemora el acontecimiento “más emotivo que hasta el presente vivieron los pobladores de la localidad de Puerto Pirámides, el salvataje de ‘Garra’, un ejemplar que el 25 de septiembre del año 2002 convocó a todos los habitantes en la playa”, donde “el esfuerzo conjunto logró salvarle la vida”, reza el documento.
En cuanto a los motivos para fijar la fecha en cuestión, tanto el diputado como el concejal coincidieron en que “el Día de la Ballena se festeja en Puerto Pirámides, en forma ininterrumpida, desde el año 2003” y que “a nivel provincial, mediante la Ley I-85 se declaró el 25 de septiembre como ‘Día provincial de la Ballena’ y como día no laborable para las dependencias del Estado Provincial en la localidad de Puerto Pirámides”.
El proyecto también lleva la firma de los diputados Juan Aicega, Luis Mario Pastori, Estela Regidor, Aida Ayala y Hernán Berisso, e ingresó por Mesa de Entrada a la Cámara de Diputados de la Nación el pasado 24 de septiembre.

Efecto concientizador

En la misma línea, el proyecto remarcó que “si bien la sede de los festejos es Puerto Pirámides, otras ciudades han adherido, como Mar del Plata y Las Grutas que se han hecho eco recientemente, organizando charlas abiertas al público para transmitir conocimientos sobre la ballena franca austral y los problemas de conservación marina más importantes que enfrentan los océanos y que afectan a los mamíferos marinos”, agregando que “la ballena franca austral ha sido declarada como monumento natural en nuestro país a través de la Ley 23.094, reconociendo el valor excepcional que representa esta especie y garantizando su proteccion absoluta en virtud de ello” y que “contar con un día nacional de la ballena franca austral en el calendario de los argentinos es un acto concientizador, y una vía de hacer conocer nuestros recursos naturales a nuestros compatriotas y al mundo entero”.
Por otro lado, en lo relativo al proyecto para declarar a la villa balnearia como “Capital Nacional” de la especie en cuestión, los autores plantearon que Pirámides “es una de las áreas de reproducción y cría de la ballena franca austral más importantes del mundo, constituye el emplazamiento del litoral Atlántico argentino donde se encuentra la mayor concentración de ejemplares durante su temporada de reproducción; aproximadamente, unas 2.500 ballenas transitan por el área a lo largo del año, dando a luz a más de 400 ballenatos cada temporada”, sumando a ello que “la población de ballenas francas australes en la región se ha duplicado en los últimos 20 años. Puerto Pirámides es el único núcleo urbano y centro de servicios con el que cuenta la Península Valdés”.

Proteger la especie

En otro orden, la propuesta hizo hincapié en el aspecto ecológico, señalando que “la actividad de avistaje en embarcaciones está fuertemente regulada en la provincia a través de la Ley XI-44 y el Decreto 167/08 con el objeto principal de reducir los impactos negativos sobre ésta especie”, además de que “la necesidad de regulación se remonta a comienzos de la década del 70, época en que la ballena franca austral comenzaba a recuperarse de la cacería indiscriminada ya repoblar lentamente los Golfos Nuevo y San José de la Península Valdés; asimismo, es menester considerar que a nivel nacional y con el objeto de garantizar la protección absoluta de la especie, se declaró mediante la Ley 23.094 a la ballena franca austral como monumento-natural dentro de las aguas jurisdiccionales argentinas y sujeto a las normas establecidas por la ley 22.351 de parques nacionales, monumentos naturales y reservas nacionales”.

El día que salvaron a “Garra”

Para Puerto Pirámides, las ballenas no sólo revisten un importante valor ecológico y económico, sino también un alto valor social; los habitantes de la villa Balnearia son conscientes de que las Ballenas Francas australes son un patrimonio por el cual deben velar, y también son el nexo entre el ambiente marino y las personas que visitan el pueblo y en este punto el avistaje de ballenas en su medio natural juega un rol fundamental por su alto valor educativo y por la conciencia que genera sobre la necesidad de conservar a las ballenas y a su hábitat.

“Se dio cuenta que la ayudábamos”

El capitán Ricardo “Pinino” Orri participó en el rescate aportando sus conocimientos como Perito Naval en salvamento y buceo, además de una embarcación, equipos y personal de su empresa.
“Pinino” recordó que al llegar al sitio donde la ballena se debatía, al lado del catamarán “Moby Dick”, notaron que pegaba fuertes coletazos y que, en su desesperación, giraba el cuerpo hacia el lado equivocado, enredándose aún más con la cadena y el cabo del fondeo.
“Después de analizar la situación, nos dimos cuenta que la única solución era provocar el varamiento, arrastrando suavemente al animal hasta la playa, para poder cortar las cadenas en tierra firme, con la esperanza que la ballena pudiera regresar a su medio con la siguiente pleamar” relató el capitán

Gobierno de Chubut