PUERTO MADRYN – Pablo Córdoba, el preso de Puerto Madryn que se había fugado luego de que una jueza le diera prisión domiciliaria fue atrapado ayer por la División Investigaciones de la Policía del Chubut.
El sujeto estaba detenido junto a Pablo y Sergio Tagliani por la presunta comisión del delito de “robo doblemente agravado por ser en poblado y en banda con el uso de arma de fuego” cometido el pasado 2 de agosto en el comercio “Gamer Zone”, cuando tres personas ataron al dueño y robaron elementos electrónicos y dinero.
Patrocinado por la defensora pública María Angélica Leyba, Córdoba presentó un ‘habeas corpus’ ante la jueza Patricia Reyes. La fiscal del caso, María Angélica Cárcano, se opuso a la concesión del beneficio de arresto domiciliario para los detenidos. Para la Fiscalía, existía el riesgo que se fugue en caso de que sean liberados del arresto en la comisaría, debido a los antecedentes. Y también sostuvo que el informe del Cuerpo Médico Forense indicaba que no era necesario el arresto domiciliario por su situación.
A pesar de ello, la jueza otorgó el beneficio a Córdoba basándose en motivos humanitarios. Pero como Córdoba no tenía domicilio fijo y su madre no lo quería aceptar, lo que lo trasladaron al domicilio de una amiga. A las pocas horas, la Policía notificó que cuando fueron a realizar los controles al domicilio, Córdoba se había fugado.

Municipalidad de Puerto Madryn