Un particular episodio tuvo lugar el pasado jueves, y trascendió recién esta semana, luego de que la titular del Comité “Manuel del Villar” de la Unión Cívica Radical en Puerto Madryn, Aidú Iriarte, denunciara penalmente a varios representantes del partido, entre ellos el ex titular Sergio Mülbayer y el actual precandidato a Intendente, Guillermo Ebene Kent, por aparentemente amenazar a un grupo de integrantes de la Juventud Radical, que tienen “17 y 18 años”, durante una presunta disputa por la utilización del edificio de Hipólito Irigoyen.
La exposición judicial fue realizada por Iriarte durante una “extraña” mañana, que no estuvo exenta de presencias particulares durante la jornada; mientras la Presidenta de la UCR radicaba la denuncia, Mülbayer se encontraba a escasos metros de la Fiscalía, al tiempo que arribaba a la misma el diputado provincial radical Eduardo Conde para reunirse con algunos correligionarios.
En definitiva, desde la titularidad del radicalismo advirtieron serias “amenazas” a los involucrados, así como también hacia la propia persona de Iriarte, por parte de Ebene Kent, mientras que Mülbayer desmintió lo ocurrido y la acusó de “querer fama”.

“Patoteos” e insultos

Iriarte se refirió a “lo que sucedió el jueves a la noche en el Comité Departamental de Puerto Madryn” y fundamentó la denuncia penal realizada en que “un grupo de jóvenes, de entre 17 y 18 años, fue víctima de amenazas, amedrentados por un grupo de entre 15 y 20 personas, en momentos en que estaban dentro del Comité realizando una bandera de la Juventud Radical; fueron ‘patoteados’ por un grupo de personas e incivilizados, que primero golpearon la puerta salvajemente”.
A su vez, relató que “los chicos, asustados, permanecieron un buen tiempo adentro del Comité y cuando decidieron salir, fueron agredidos” y precisó: “Les dijeron que les iban ‘a bajar las ideas’, que les iban a ‘quemar los dedos’, que ‘ya los iban a agarrar’, entre otras cosas e insultos ordinarios como ‘pen….. de m…’, ‘que venga esa hija de p…’, por mí. Se ve que están un poco nerviosos”.

“No podemos permitirlo”

Sin embargo, la presidenta del radicalismo en la ciudad del Golfo remarcó que “quiero dejar en claro que esto excede cualquier tipo de interna, no responde a una interna política, sino que claramente es un grupo incivilizado que está amenazando a chicos muy chicos, de 17 y 18 años” y agregó que “estas cosas no tienen que suceder; somos el partido que embandera la defensa de las instituciones y de la democracia, entonces, no podemos permitir este tipo de actos; por supuesto, los chicos, que son arriados, malandrines o mala gente, se fueron muy asustados, y no respondieron nunca ninguna agresión sino todo lo contrario; son chicos muy respetuosos, que van a la escuela, tienen proyectos y que se acercan al Comité con entusiasmo, ganas y muy limpios de todas estas viejas políticas”.

Quiénes son los denunciados

En la misma línea, Iriarte mencionó: “Se fueron muy asustados, temblaban, y repensando si vuelven, porque realmente les infundieron miedo”.
En cuanto a la denuncia realizada en Fiscalía, describió que la misma es “contra un grupo de personas, algunas de las cuales pudimos identificar y otras no, entre las cuales estaban Carlos Bottazzi, Jorge Silva, Sergio Mülbayer, Vanesa Hansen, el precandidato (a Intendente) Guillermo Ebene, que fue uno de los más agresivos, tuvieron que detenerlo en algún momento para que no se fuera encima de los chicos” y sumó a ello que “estaba el precandidato a Intendente por Puerto Pirámides, Jorge Perversi, que supongo yo que será ajeno a toda esta situación; esperamos que repudie estos hechos de violencia que no corresponden, supongo yo que estaba ajeno pero la realidad es que estuvo presente en ese momento”.

Violencia de género

Consultada sobre la precandidatura de Ebene Kent a partir de este episodio, manifestó que “supongo que lo reevaluará, creo que no son características de una persona que se pueda candidatear a intendente, es muy grave lo que pasó; está difundiendo audios sobre mi persona, donde denuncia un supuesto ‘contubernio’ que yo tendría y renuncia a otras personas, habla de mí de una manera muy despectiva como mujer, diciendo que seguramente ‘voltearé muchos muñecos hasta llegar’; también haré la pertinente denuncia ya que esto es violencia de género, él está utilizando mi condición de mujer para agredirme y denigrarme, yo soy una mujer que merece respeto como todas, soy madre de cuatro hijos, y veo muy grave este hecho”.

Sostienen que la denuncia “no prosperará”

Por su parte, el anterior presidente de la UCR en Madryn, Sergio Mülbayer, expuso que “esto es una mentira, es toda una falacia, no ocurrió así, son mentiras; jamás se maltrató a nadie, fuimos a una reunión que tenemos todos los jueves, en la cual la Presidenta no nos abrió el Comité” y añadió que “teníamos que hacerla en el quincho, pero como el mismo se había alquilado, cerró el Comité y nos quedamos a esperar porque vimos gente adentro”.
Además, “le habíamos avisado al Presidente del Comité de la Provincia que estábamos afuera, hay fotos donde se ve que estábamos esperando que nos abrieran, y nada más, es mentira”.
Sobre esto último, planteó que “esta chica (por Iriarte), creo que en este momento en que tenemos que sumar para el radicalismo, está restando, lo bien que debería hacer es renunciar al partido, porque le queda grande el mismo; no puede salir a mentir, esto va a quedar comprobado en el tiempo con esta denuncia que no va a prosperar, ya que son mentiras”.

“Quiere un minuto de fama”

En cuanto a las presuntas agresiones, desmintió que las hubiera y puso en relieve que “además, hasta hay un Acta que se hizo cuando entramos, la cual podemos acercarla a la prensa, pero bajo ningún punto hubo amenazas; ‘amenaza’ es una palabra muy grave, cómo nosotros, grandes dirigentes, vamos a estar amenazando a chicos, que de por sí ni los conocemos, habría que ver si son radicales, habría que ir a la Justicia Electoral y ver si están afiliados”.
Sobre las amenazas hacia la titular de la UCR a nivel local, expuso que “son todas mentiras, quiere un minuto de fama, por eso llamó a la prensa, a esta chica algo le está pasando y no sé que es; ella dice que no es un problema interno pero sí lo es, porque no nos abre el Comité y no le da la oportunidad a todos los correligionarios que quieran reunirse, excepto a ella”.

Municipalidad de Puerto Madryn