En la noche de ayer se produjo un intento de saqueo en un local comercial de la localidad de Sáenz Peña, en el centro de Chaco, donde la policía reprimió a los protagonistas del hecho. En el siniestro resultó baleado en el pecho un niño de 13 años, que fue trasladado al hospital y luego falleció.

Por su parte, el ministro de Seguridad Pública de la provincia en cuestión, Carlos Barsesa, afirmó que un grupo de “manifestantes” tuvo “evidentes signos de intentar saquear” un supermercado, lo que produjo que “intervenga la policía para tratar de dispersarlos”.

Además, el titular de la cartera chaqueña remarcó que los familiares del chico ya declararon. “La madre decía que el niño había salido a pasear con otros amigos y que en las inmediaciones de este supermercado recibió el impacto de bala. Nosotros tenemos entendido que desde sectores del supermercado se habían producido también disparos”, concluyó.