Los despachos de combustibles al público volvieron a crecer en agosto, según informó la Secretaría de Energía de la Nación. De acuerdo al relevamiento, la venta de naftas y gasoil treparon ese mes 2.16 por ciento respecto al mismo período del año anterior y 3.73 si se lo compara con julio.
El documento confirma el cambio de tendencia en la preferencia de los clientes hacía productos de menor precio. En efecto, mientras los despachos de nafta súper treparon 9.02 en la comparación interanual,los de Premium cayeron 12.58 por ciento.
Como se recuerda, los combustibles aumentaron tres veces de precio ese mes a raíz de la suba del dólar, el crudo y por los biocombustibles, acumulando en el año 32.4 por ciento la nafta grado 2 y 36.47 las grado 3. La medida extendió la brecha entre ambas a más de 5 pesos en el interior del país originando la transferencia de consumo.
El dato relevante del informe es quedespués de 24 meses volvió a crecer en los surtidores el expendio de gasoil común. Los especialistas adjudican la suba a la gran sequía del año anterior que provocó una fuerte disminución en la demanda del sector agropecuario.
Respecto al cotejo intermensual, el diesel tradicional escaló 9.32 por ciento, el Euro 3.35, la nafta súper 3.98 y la Premium -6.70 por ciento.
Entre las empresas, Axion Energy fue la que sobresalió por sobre el resto con una mejora en la actividad interanual del 14 por ciento, en tanto que YPF lo hizo con un 4 y Shell, 4.53 por ciento.
En este contexto, la facturación total de las Estaciones de Servicio de Argentina, por venta al público de combustibles líquidos (gasoil y naftas) y GNC, durante agosto de 2018, fue de $33,092.1 millones (sin impuestos), un 53.7 por ciento por encima del monto facturado en agosto de 2017.

La nafta le ganó un 40 por ciento a la inflación

Con un total de 13 aumentos en lo que va del año, los precios de los combustibles aumentaron un 64,75% en promedio, 40 puntos porcentuales por encima de la inflación, que lleva un acumulado de 24,3% en lo que va del año. Sin embargo, a pesar de las subas, las previsiones del sector son que haya más actualizaciones en los meses que restan para cerrar el año.
“De acuerdo a nuestro sistema estadístico, estaría faltando un aumento de un 10% para estar en un contexto internacional equilibrado. Y a eso le tenemos que sumar que en diciembre aumentan los impuestos que se aplican a los combustibles en base al Índice de Precios al Consumidor”, explicó Gabriel Bornoroni, presidente de Fecac, la federación que agrupa a los dueños de estaciones de servicios de la zona centro del país.
En diciembre aumentan los impuestos que se aplican a los combustibles en base al Índice de Precios al Consumidor
¿Cómo se forman los precios de los combustibles? Luego de los cambios aplicados por el ex ministro de Energía Juan José Aranguren, que liberó los precios de los combustibles en octubre de 2017, el precio local de la nafta y el gasoil depende de factores como el precio del dólar, del barril internacional del petróleo Brent y de los biocombustibles. A lo que se suman el Impuesto a los combustibles líquidos, que se actualiza al final de cada trimestre en base el Índice de Precios al Consumidor informado por el Indec.
La próxima actualización de este impuesto impactará en los precios de los combustibles en diciembre, con un porcentaje superior a los trimestres anteriores, por la aceleración de la inflación en los últimos meses del año. “El último aumento fue 2,5%, pero ahora será mucho mayor. Las petroleras quieren llegar a un punto de equilibrio que sea razonable para la exploración y explotación. Ya llegamos a la autosustentabilidad del gas y se quiere llegar a lo mismo para el petróleo. Pero si el Gobierno interviene seguramente va a haber desinversión”, argumentó Bornoroni.

Gobierno de Chubut