La Federación Empresaria del Chubut (FECh) renovó autoridades y se reunió con diputados provinciales para analizar la situación del sector PyME, particularmente la demora en la emisión del bono para proveedores que anunció oportunamente el Ejecutivo Provincial. Desde este jueves la titularidad de la FECh recae en Puerto Madryn, representada por el presidente de la CAMAD, Pablo Tedesco.
Los empresarios advierten que, finalizado el relevamiento que llevó a cabo la Dirección de Rentas, no parecen estar dadas las condiciones para la emisión del bono y el correspondiente cumplimiento con las acreencias. Este jueves se reunirán con autoridades del Ministerio de Economía.
El titular de la Cámara de Comercio e Industria del Este del Chubut (CICECh) y vicepresidente de la CAME Chubut, Rubén Villagra, afirmó que “el pago a los proveedores es hoy más una fantasía que una realidad, tal como se fueron planteando las cosas”. Altas fuentes del Ministerio de Hacienda de Nación ya alertan que dado el nivel de endeudamiento que tiene la provincia, no habría posibilidad de una nueva emisión de títulos, debido al tope de endeudamiento autorizado para los gobiernos provinciales por el Consejo Federal de Responsabilidad Fiscal.
“Les mintieron a los acreedores, se licuó la deuda y hoy no sólo se está en una situación desfavorable respecto a la forma de pago, sino que no está claro si va poderse cobrar lo que le corresponde a las empresas que asisten al Estado. Así como existe una gran incertidumbre sobre cómo se seguirán prestando servicios al Estado Provincial, bajo qué mecanismo y en qué condiciones”, sostuvo Villagra como integrante de la FECh.
El referente del sector comercial sostuvo que “en mayo tuvimos un encuentro las cámaras personalmente con el gobernador y nos dijo que en 60 días se emitían los bonos. Hoy estamos a fin de año y no hay ninguna novedad”.
Desde la FECh reclaman que varias empresas están en situación de crisis, porque se han endeudado para mantenerse en pie y se les ha dado la espalda. “El ajuste lo hicieron con el sector privado, nos sentimos engañados”, dijo el presidente de la Cámara de Comercio de Trelew, indicando además “que llegó el momento para que la mejora en los ingresos de la provincia, las regalías y el saneamiento económico también sea compartido con las pymes de Chubut, que hacen un gran aporte todos los días para seguir generando empleo genuino”.

Sin novedades

En el marco de la reunión con los legisladores provinciales, se planteó un complejo escenario que se vislumbra con la Emergencia Comercial y las exenciones de AFIP. La realidad marca que los embargos cada vez son más y “el desmanejo administrativo o la falta de pericia han provocado que actualmente no estén vigentes las modificaciones para que funcione la ley aprobada por unanimidad en la Legislatura”, indicaron en un documento.
Las PyMEs sostiene que es necesario contar con una urgente moratoria, no sólo con un corrimiento de los plazos, sino también con planes de pago que puedan ser accesibles y que sean pasibles de cumplir, “ya que al tener tasas superiores al 70% para el sector privado se coarta cualquier posibilidad de acuerdo o de sacar un crédito a futuro”, insistieron en señalar.
“Hoy se están fundiendo empresas que han sido símbolos de la región. Se ha llegado a un umbral que ya no se soporta. Las pymes son una olla bajo presión, que de seguir con estas dilaciones y falta de atención a las graves problemáticas que existen, puede explotar, repercutiendo en el empleo”, reclamaron desde la entidad.
El representante de CAME opinó que “si queremos tener una mirada de mediano y largo plazo para la provincia, con el objetivo de atraer inversiones y cambiar la matriz productiva, primero debemos corregir de raíz problemas estructurales que no han sido resueltos y que perjudican la gestión cotidiana”.

Gobierno de Chubut