“Es un escándalo que (Claudio) Bonadio sea juez”, aseveró Alberto Fernández luego de que se conociera que el magistrado a cargo de la causa de los cuadernos citó a Máximo Kirchner para el próximo 23 de octubre. En ese sentido, el exjefe de Gabinete aclaró: “Muchas veces cuando planteo eso me dicen que defiendo a los ladrones, pero lo que defiendo es el estado de derecho”.
Este martes, en el marco de la causa denominada “cuadernos de la corrupción”, Bonadio citó a indagatoria al hijo de la expresidenta Cristina Kirchner porque, a pesar de no figurar dentro de los escritos, habría sido mencionado por el exsecretario de Obras Públicas, José López. Incluso, tras su presencia en Comodoro Py, el diputado nacional podría quedar procesado.
“La citación tiene que ver por lo que declaró José López y realmente no lo puedo entender”, aseguró Fernández durante su presencia en el programa que conduce Gustavo Sylvestre y agregó: “Acá dijo el fiscal (Federico) Delgado que ahora ellos probaron como fue la ruta del dinero, pero ahora Bonadio quiere tirar todo abajo para adjudicárselo a Cristina”.
Es por eso que sentenció: “Conocí la patética obra jurídica de Bonadio que fueron los procesamientos. Hay una gran dificultad para involucrar a Cristina. Habría dos testimonios que la involucran, el de José López y Carlos Wagner”, y aseveró: “Es un escándalo que sea juez”, ya que “en las declaraciones indagatorias de Cristina nunca estuvo presente. Ni siquiera cumple con esa formalidad”, por lo que, a modo de defensa, explicó: “Muchas veces cuando planteo eso me dicen que defiendo a los ladrones, pero lo que yo defiendo es el estado de derecho”.