El subsecretario de Seguridad del Municipio, Héctor Quisle, explicó el accionar de Defensa Civil durante la jornada del lunes, ante los intensos vientos que azotaron a la ciudad, con ráfagas que alcanzaron los 100 km/h. En la ocasión, el funcionario llamó a la comunidad a extremar medidas para evitar accidentes y recordó que se encuentra habilitada la línea del 103 para el pedido de asistencia.
Quisle indicó que la mayoría de las intervenciones se realizaron por la mañana, registrándose pedidos de asistencia por voladuras de techos y caída de ramas de árboles y cartelería.
Al respecto, el funcionario señaló que “en Km 5 tuvieron lugar los trabajos que demandaron más recursos y personal. En primera instancia, recurrimos a un domicilio en donde era visible la posibilidad de desprendimiento total del techo; por lo que se procedió a asegurar la estructura”, dijo y agregó que “en el mismo barrio, se produjo la caída de una rama de un árbol de grandes dimensiones, que ponía en peligro el paso de los automovilistas y transeúntes del lugar”.

Intervenciones

Quisle señaló que hubo una intervención en el barrio Pueyrredón, en donde se cayó un árbol sobre un vehículo que permanecía detenido en la vía pública. “No se registraron personas lesionadas, pero fue fundamental la participación de Defensa Civil para retirar la estructura de arriba del auto”, especificó.
Por otra parte, hizo referencia a una cartelería, en la calle Alvear, que se desprendió parcialmente y requirió del accionar del personal operativo para evitar su voladura; y en ese orden, recordó la importancia de asegurar este tipo de elementos, como así también los materiales en las obras en construcción.
“Los vientos alcanzaron ráfagas de hasta 100 km/h, con una constante de más de 65 km/h. Con estos registros, desde el Municipio, a través del área de Defensa Civil, llamamos a la comunidad a suspender los trabajos al aire libre con materiales u objetos pesados y los trabajos en altura; a fin de evitar accidentes”, subrayó el funcionario, al tiempo que aseguró que “mientras continúen los fuertes vientos, la guardia de Defensa Civil se mantendrá en alerta, con la línea gratuita del 103 habilitada para el pedido de asistencia inmediata”.