Con la autorización del juez de garantías Mariano Nicosia, ayer la fiscal Cecilia Codina, quien está a cargo de la investigación por la agresión y muerte de Brian Gómez, lideró ayer ocho allanamientos en domicilios de efectivos policiales de la Seccional Primera y personal de seguridad privada del Draw Pool Pub.

En total fueron diez las diligencias judiciales, ya que también fueron allanados la Seccional Primera de Policía y el propio boliche Draw Pool Pub, donde en la madrugada del 15 de septiembre se inició una pelea que luego continuó en la calle. Allí Brian Gómez (23) fue salvajemente agredido con golpes en la cabeza y falleció ocho días después mientras permanecía internado en el Hospital Regional.

“El objetivo de los allanamientos era secuestrar distintos elementos entre ellos teléfonos, justamente telefonía celular para poder abrir los mismos y determinar si hay elementos. No está determinada la autoría y tampoco se descarta ninguna línea investigativa”, sostuvo Codina.

“No descarto ninguna línea investigativa” repitió la fiscal ayer en conferencia de prensa.

Una de las declaraciones más importantes que ayer dio Codina es que del análisis de grabaciones de cámaras de seguridad privadas del sector de San Martín casi 9 de Julio, se desprende que “ninguna pudo captar el momento preciso de la agresión”.