Personal del Cuerpo Activo de Bomberos de Puerto Madryn participó, en la ciudad de Comodoro Rivadavia, del Encuentro Provincial de Búsqueda y Rescate Urbano (USAR, por su abreviación del inglés ‘Urban Search and Rescue’), organizado por la Federación de Bomberos Voluntarios de Chubut, que también contó con la participación de bomberos de los cuerpos activos de El Maitén, Rada Tilly, Puerto Pirámides, Comodoro Rivadavia y Trevelin, vía online, donde se estableció un puesto de comando.
El Encuentro constó de un entrenamiento de dos días en donde, según los estándares internacionales, se simuló un llamado de emergencia por una catástrofe provincial y cada cuerpo de bomberos tuvo que movilizarse con su personal y equipamiento desde su ciudad de origen, informando constantemente su posición hasta la llegada a Comodoro Rivadavia. Previamente se habían enviado planillas donde constaban los datos generales del equipo, el tipo de movilidad y los insumos generales calculados en metros cúbicos.
“Los bomberos que pertenecen a brigadas de esta especialidad de Búsqueda y Rescate Urbano tienen como premisa que no solo se trata de llegar y avisar, sino que se da por terminada la operación cuando cada uno de los rescatistas llega a su hogar y se toma una foto junto a su familia o seres queridos con el mensaje ‘estamos nuevamente en casa’”, consignaron desde la Asociación de Bomberos Voluntarios.

Trabajaron en espacios confinados

El primer ejercicio consistió en un escenario constituido por una losa de hormigón, a la que hubo que perforar para medir la atmósfera, luego realizar una búsqueda técnica mediante cámara con fibra óptica, posteriormente realizar cortes con moto piedra y disponer un trípode para sostener, elevar y trasladar el corte de la loza.
Allí, los bomberos ingresaron en un espacio confinado para estabilizar y rescatar a una víctima. El personal que intervenía debió mantenerse sujeto a un sistema de anclaje dispuesto por el equipo de cuerdas dado que se encontraban trabajando en altura y por el intenso viento reinante.

Colapso de estructuras

En la segunda estación, se había simulado el colapso de una estructura donde era necesario extraer una losa fisurada de veinte metros cuadrados, aproximadamente, donde se cortaron hierros de construcción mediante una cizalla, se utilizó un martillo eléctrico para romper y desgranar el material de concreto, y el resto del bloque compacto fue demolido mediante una maza de 10 kilogramos, realizando un pasamano del material que fue colocado a unos 30 metros del lugar.
Al retirar la placa se procedió a trabajar en una segunda losa que se encontraba por debajo. Se retiró manualmente el escombro hasta lograr un espacio donde se generó un hueco de vida. En simultáneo trabajaron dos equipos, ambos en las caras opuestas de la estructura, apuntalando el peso de la carga en ambas entradas. Todo el personal ingresó por parejas, arrastrándose, observando el espacio reducido, el tipo de apuntalamiento realizado y los apoyos naturales de la losa al colapsar.

Municipalidad de Puerto Madryn