La diputada Elisa Carrió reiteró sus críticas al titular de la cartera de Justicia, Germán Garavano, y desafió al Presidente: “Si (Mauricio Macri) se cansa me puede echar, no tengo problema en irme, pero voy a seguir peleando por la verdad y la justicia. No voy a romper Cambiemos, pero tampoco mi conciencia”.
En esa línea, la legisladora cree que el mandatario cambió de parecer: “Confío en que el Presidente va a recapacitar. Estoy de acuerdo con que no es el momento, porque es como que yo le gane una disputa”. “Muchos de Cambiemos nos sentimos usados; yo prefiero morir por decir la verdad, perder los votos por decir la verdad, a ser presidente mintiendo”, agregó.
Carrió presentó el pedido de juicio político mediante la Coalición Cívica, el espacio político que lidera. “La pelota no está de nuestro lado, está del lado de Macri y no está sujeta a negociación. No me importa que no prospere, yo no quise comprometer al radicalismo ni al PRO”, indicó.
“¿Vieron la cara de Garavano? No parece ni ministro”, expresó la legisladora. Asimismo, recordó que hace dos años que no se habla con él porque presionó en la causa que investiga el atentado a la mutual judía AMIA: “Estuvo interfiriendo en la Justicia en el encubrimiento en la AMIA”.