Con la fuerte devaluación que sufrió el peso en los últimos meses, el poder adquisitivo de los ciudadanos se redujo considerablemente. Además de los fuertes incrementos en los bienes e insumos de la vida cotidiana como alimentos, ropa, electrodomésticos y demás, sin dudas el aumento del dólar impactó fuertemente en la adquisición de propiedades.
Si se tiene en cuenta que el salario promedio en Argentina ronda los 29.000 pesos, hoy se necesitarían 88 sueldos para poder comprar un departamento de dos ambientes en la provincia de Chubut. Esto significa que debería destinarse el total de los haberes durante 7,33 años para poder adquirir esta propiedad, sin sacar dinero de esos fondos para otros gastos.
Cuando la comparación se hace con el Salario Mínimo, Vital y Móvil (SMVM), que actualmente es de 10.000 pesos, la situación es aún más complicada. Puntualmente, se necesitarían 255 SMVM para poder alcanzar a un departamento de dos ambientes, lo que significarían 21 años de ahorros íntegros del salario.
La realidad cambia cuando el cálculo se hace sobre departamentos de un dormitorio o sobre casas de tres dormitorios. Para el primer caso, se necesitarían 57,6 salarios promedio para poder alcanzarlo, mientras que deberían destinarse 167 SMVM para poder adquirir la misma propiedad.
En tanto, las casas de tres dormitorios, según la Federación Inmobiliaria de la República Argentina (FIRA), tienen sus precios promedios más elevados del país en Chubut: 3.378.500 pesos por unidad. Teniendo en cuenta, para adquirir un inmueble de estas características se necesitarían 116,5 salarios promedios y 337,85 SMVM.

Alquileres y sueldos

Considerando que la adquisición de inmuebles con estos valores es complicada, ya que se debería destinar el total del sueldo durante una gran cantidad de años, muchas familias optan por alquilar. En valores promedios en Chubut, un departamento de un dormitorio cuesta 7.300 pesos por mes; un departamento de dos dormitorios, 9.725 pesos; y una casa con tres dormitorios, 15.050.
Así, aquellas personas que perciben un haber promedio tendrían que destinar los siguientes porcentajes salariales para pagar sus respectivos alquileres: departamento de un dormitorio (25%), departamento de dos dormitorios (33,5%) y casa de tres dormitorios (51,8%).
Asimismo, para quienes perciben los haberes mínimos los porcentajes son ampliamente superiores y en algunos casos son imposibles de pagar. Si tenemos en cuenta que el alquiler de una casa de tres dormitorios cuesta 15.050 pesos por mes y el SMVM es de 10.000 pesos, se necesitarían prácticamente un sueldo y medio para pagar un mes de alquiler. En el caso de los departamentos de un dormitorio se debería destinar el 73% de los haberes y para una propiedad similar, pero con dos dormitorios, el porcentaje crece al 97,25%.

Valuación en UVAs

Vale aclarar que por las variaciones monetarias que se desarrollaron en los últimos meses en el país, la FIRA aconsejó a las instituciones que la integran y a los corredores inmobiliarios que expresen los precios de las propiedades en unidades UVA, teniendo en cuenta la tasación realizada en pesos y respetando el costo de reposición de los bienes tasados.
Según la entidad, “esto brinda tranquilidad al propietario, ya que su inmueble conserva su valor en relación al costo de ejecución o reposición del bien, evitando fluctuaciones de moneda extranjera que puedan encarecerlo en forma inadecuada, repentina y alejarlo del valor de mercado o dejarlo coyunturalmente con un valor por debajo del costo de reposición del bien transferido”.
Por otro lado “da tranquilidad al comprador al actualizar los valores con un índice de público conocimiento, que se utiliza como unidad de medida y cálculo de los créditos hipotecarios y además mantiene directa relación con la variación de los precios de la economía y costos de construcción”.
Cabe destacar que el UVA es la Unidad de Valor Adquisitivo que informa el Banco Central de la República Argentina (BCRA). Puntualmente, su valor se actualiza diariamente de acuerdo a la variación del Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), basado en el índice de precios al consumidor.

Caída en las ventas

Otra de las consecuencias que produjo la fuerte devaluación sufrida en los últimos meses es la caída en la venta de propiedades, que mes a mes se profundiza aún más. Puntualmente, en agosto, que es el último mes del que se tienen cifras oficiales, la baja en la comercialización marcó el peor registro en lo que va del año en cuanto a cantidad de operaciones cerradas.
El desplome en lo que va del año en el total de escrituraciones ronda el 25% respecto del año pasado, lo que posiciona a este período como el peor en lo que va de 2018, teniendo siempre en cuenta la comparación interanual.

Evasión de impuestos

Otro de los puntos a destacar respecto a la temática en cuestión es que días atrás el Gobierno Nacional presentó un proyecto de ley ante el Congreso en el que se establecen ciertos beneficios para los inquilinos a la hora de firmar un contrato de locación. Sobre la temática también opinó a fines de la semana pasada Leandro Cuccioli, titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), quien aseguró que entre los sectores de la economía que más evaden impuestos se encuentran las constructoras y los servicios inmobiliarios. “8 de cada 10 contratos de alquiler no se declaran”, afirmó.
Sobre el proyecto de ley impulsado por el Ejecutivo nacional remarcó que “tiene una parte importante que es el registro de los alquileres con la AFIP. Tenemos la percepción de que ocho de cada 10 contratos no se registran o no se están tributando como deberían. Hoy no hay un registro y la idea es crear ese registro para tener nosotros más tazabilidad”.
El funcionario nacional también apuntó a otros sectores en los que, según él, habría mucha informalidad como los agronegocios destinados al mercado interno, el comercio minorista y el mayorista que provee a minoristas.

Gobierno de Chubut