Made with Flourish

Si bien todas las provincias recibirán menos dinero que el año pasado, teniendo en cuenta siempre los niveles inflacionarios, Chubut será el tercer distrito del país a la que se le destinará más plata, según se desprende del proyecto de Presupuesto 2019. Puntualmente, la suba estipulada en el proyecto presentado ante el Congreso de la Nación para nuestra provincia sería del 35,9%, mientras que las otras dos que recibirán más son Santa Fe (39,2%) y Jujuy (36,6%). En contrapartida, Santa Cruz será la más damnificada, ya que sufrirá una reducción del 19%.
Al hacer referencia a las cifras exactas, el Presupuesto de 2018 definió que Chubut recibiría este año poco más de 32.317 millones de pesos, mientras que en 2019 ese monto ascenderá hasta los 43.920 millones de pesos, evidenciando un incremento de más de 11.603 millones de pesos.

La Patagonia, en alerta

Si bien los recortes previstos por el gobierno nacional para el año que viene golpearían de manera directa a casi todos los sectores y regiones del país, la mayoría de los legisladores patagónicos aseguran que la zona más desfavorecida para el año que viene es, justamente, la más austral del país. Puntualmente, una de las mayores preocupaciones son los recortes en las asignaciones y jubilaciones futuras, disminuyendo finalmente las “zonas desfavorables”.
El proyecto de la denominada “ley de leyes” prevé que las nuevas jubilaciones y pensiones de la Patagonia que se realicen a partir de ahora contarán con un diferencial por zona desfavorable menor, pasando de 1,40 a 1,20 y con un tope equivalente a dos haberes mínimos. También se espera un ajuste para los nuevos beneficiarios de asignaciones familiares, con un tope en los adicionales del 30%, lo que sería casi un 10% menos que en la actualidad.

Déficit cero

Desde hace varias semanas que se debate sobre la aprobación o no por parte del Congreso de la Nación sobre el Presupuesto 2019. El objetivo del gobierno nacional con el proyecto de ley que presentó es alcanzar el déficit cero, pero para poder lograr esto se deberán desarrollar recortes en varios ministerios y secretarías, por lo que recibirán menos dinero que el año anterior.
Teniendo en cuenta las variaciones que prevé la Casa Rosada y los niveles inflacionarios oficiales que se desarrollaron en el transcurso de este año, todos los ministerios tendrán una baja real de presupuesto. En contrapartida, el único ítem que aumentará por encima de la inflación serán los Servicios de la Deuda Pública (10%), que representan a los intereses que paga el Estado por la deuda.
El cimbronazo no afectará sólo a los ministerios, sino que también alcanzará a la Presidencia de la Nación y a la Jefatura de Gabinete de Ministros, que contarán con el 5% y el 17% menos de ingresos, respectivamente. También bajarán los fondos en términos reales para los otros dos poderes: el Poder Legislativo tendrá una reducción real de más del 11%, mientras que el Poder Judicial tendrá una baja que rondará el 6%.
Uno de los datos a destacar de las cifras mencionadas es que en el Presupuesto 2019 las cifras no tienen las variaciones mencionadas, sino que estos porcentajes son el producto de los cambios en los números del año anterior, teniendo en cuenta también la inflación oficial que se alcanzó durante el 2018.

Menos subsidios y obra pública

En el detalle del Presupuesto 2019 se puede destacar que el ministerio que sentirá más fuertemente este recorte será el de Transporte, con una caída del 46%. Otro de los más damnificados será el de Hacienda (31%), que conduce el ministro Nicolás Dujovne, y que en la última reestructuración absorbió al ex Ministerio de Energía, comandado por Javier Iguacel.
El brutal ajuste en estas carteras se explica porque el gobierno nacional prevé una fuerte caída en los subsidios de transporte y energéticos de cara al año que viene, además de una baja considerable en la obra pública. Respecto al primer caso, cabe aclarar que en 2019 serán las provincias quienes definirán y financiarán los subsidios al transporte automotor dentro de sus jurisdicciones. En el segundo, también habrá menos subsidios por parte de la Casa Rosada y ahora los usuarios pagarán una mayor proporción del costo de la tarifa energética.
Otros ministerios que perderán una fuerte parte del poder de compra en sus presupuestos serán: Producción y Trabajo (-17%); Interior, Obras Públicas y Vivienda (-11%); y Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología (-8%). Los tres ministerios que menos baja real tendrán serán los de Defensa (-7,5%); Justicia y Derechos Humanos (-2,5%); y Salud y Desarrollo Social (-0,5%).

Jubilaciones y pensiones

Continuando con la modificación ministerial que se desarrolló semanas atrás, el Ministerio de Salud y Desarrollo Social, dirigido por Carolina Stanley, tendrá también los fondos de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) para pagar jubilaciones y pensiones, que representarán más del 90% del presupuesto de esa cartera.
Al respecto, teniendo en cuenta que los haberes previsionales se actualizan según la variación de la inflación y de los salarios, los incrementos de los mismos no dependen de una decisión puntal del gobierno nacional, sino que tienen que ver con un sistema ya establecido. En tanto, según el proyecto de ley presentado ante el Congreso, las jubilaciones y pensiones crecerían 2,8% por encima de la inflación estimada.
En el texto del Presupuesto, la Casa Rosada destaca que esta reducción de gasto “se hace protegiendo a los sectores más vulnerables”, teniendo en cuenta que “se está subiendo el gasto focalizado en los sectores de menores recursos”. Mientras el gasto, sin contabilizar los intereses de la deuda, caerá 1,6 puntos porcentuales en relación al tamaño de la economía, el gasto en jubilaciones, pensiones y asignaciones familiares aumentará 0,2%.
Vale destacar que la administración de Mauricio Macri ya lanzó algunas medidas especiales en lo que va del 2018 para reforzar la cobertura social luego de la fuerte devaluación que se produjo en el mes de agosto. Teniendo en cuenta los bonos especiales que impulsó la Nación para septiembre y diciembre, la Asignación Universal por Hijo (AUH) crecería un 8% más que la inflación en 2018. En contrapartida, los beneficiarios de Hacemos Futuro y las jubilaciones mínimas perderán contra el aumento de los precios, descendiendo un 3 y un 5%, respectivamente.

Gobierno de Chubut