COMODORO RIVADAVIA – Una vecina de la calle Viamonte al 1.200 observó como un joven ingresaba al patio de los vecinos con intenciones de robo y cuando su perro, “Capitán Beto” le advirtió que estaba cerca de su propia casa decidió salir y enfrentarlo. “Me dijo que buscaba un alquiler y después me pidió doscientos pesos pero en todo momento lo vi incómodo como si tuviera algo que esconder un arma o algo”, relató. El delincuente se había ocupado de retirar herramientas, entre ellas unas palas que dejó en la vereda del predio del salón de Radios y Correos. Y esperaba poder escapar con todo. Ni lerda ni perezosa, la vecina percibió la maniobra y salió hasta la vereda allí vio los elementos que pretendía llevar y en cuestión de minutos por el aviso de otros vecinos de la zona el hombre fue reducido a los pocos metros, según detalló la mujer.