Tierra del Fuego está convulsionada por un escandaloso caso de reiterado abuso sexual que golpea al intendente de Río Grande, una ciudad de menos de 70 mil habitantes, pero involucra a una red de trata que se extiende a lo largo del país. Gustavo Melella, un radical K que lleva dos mandatos en Río Grande y ahora piensa en ser candidato a gobernador, es acusado por la Justicia por abusar sexualmente de trabajadores humildes y hombres en situación de indigencia que hace traer del Norte argentino.