Máximo Kirchner, diputado nacional e hijo de la exmandataria Cristina Kirchner, le pidió al juez Claudio Bonadio, los registros audiovisuales de las declaraciones de los arrepentidos en la causa por las presuntas coimas en obras públicas.
Kirchner se presentó ayer, martes 23 de octubre, en los tribunales de Comdoro Py para declarar en la causa de los cuadernos, tras haber sido señalado por uno de los arrepentidos, José López, el exsecretario de Obras Públicas.
El diputado, quien también es líder de la agrupación La Cámpora, está acusado de haber recibido sobornos provenientes de empresarios vinculados a las obras públicas, durante el kirchnerismo, para financiar el espacio político.
“La organización de La Cámpora era atípica, Larroque, Julián Álvarez, y De Pedro tenían peso. Máximo lo manejaba más con el teléfono y Axel Kicillof, si bien estaba dentro del grupo, lo veían como un técnico, pero tenía mucha más llegada a Cristina”, declaró López, tras su paso por el tribunal.
En ese sentido, el diputado negó tales imputaciones y exigió ver las imágenes en donde el testigo arrepentido lo vincula con la causa.
Para la Justicia, no es posible que Máximo desconociera la manera en que funcionaba la agrupación que lideraba.

Se entregó Pochetti

Además, en el marco de la misma causa, Carolina Pochetti, viuda de Daniel Muñoz, exsecretario de Néstor Kirchner, se entregó en los tribunales de Comodoro Py. Su difunto marido está involucrado en la causa al haber sido mencionado por el exchófer de Roberto Baratta, Oscar Centeno.
Bonadio había ordenado su detención, al considerarla una pieza clave para recuperar los U$S 70 millones, fruto de acciones ilegales, que se habrían repartido entre familiares de Muñoz, para luego ser invertidos en propiedades en los Estados Unidos.
Muñoz, secretario privado de Néstor Kirchner hasta el 2009, fue involucrado en la causa de los cuadernos por el exsecretario de Obras Públicas, José López; el financista de los Kirchner, Ernesto Clarens; y el exfuncionario Claudio Uberti. Según consta en sus declaraciones, el secretario privado era quien recibía los bolsos con dinero destinado al matrimonio Kirchner.