El intendente de Río Grande, Gustavo Melella, fue denunciado por presunto acoso sexual y abuso de poder por tres empleados de la construcción a quienes el funcionario supuestamente les había prometido trabajos.

En una nota publicada en Infobae, revelan que la maniobra había consistido en que la Municipalidad de la localidad de Tierra del Fuego les pagara los viáticos para llegar a la provincia, los hospedara y les facilitara los trámites para convertirse en monotributistas y acceder a los respectivos empleos.

Asimismo, según los denunciantes, el jefe comunal los habría invitado a su casa o a su despacho en el Municipio para pedirles favores sexuales.

Por su parte, Melella hizo declaraciones sobre esta situación y aseguró que se trata de “una campaña sucia”, debido a que en las elecciones del año que viene pretende ser candidato a gobernador de Tierra del Fuego. Además, el intendente de Río Grande aclaró que está “a disposición de la Justicia”.