Esta semana ingresó al Concejo Deliberante una nota en la cual se planteaba la preunsta urgencia de obtener una Habilitación Provisoria a la planta pesquera de la empresa Food Arts S.A., ubicada en el parque industrial liviano de Puerto Madryn; según información a la que el Diario tuvo acceso, una disputa ocurrida entre los tres socios y propietarios de la firma, habría originado que, tras el vencimiento del contrato, la habilitación municipal se extinguiera, y al momento no habría planes de renovarla.
Esto genera, actualmente, un perjuicio económico para los empleados, cuya cifra asciende al centenar, dado que solamente estarían percibiendo el salario regular y no el adicional por productividad; por tal motivo, a través de la nota, desde la Secretaría de Trabajo local solicitaron la habilitación provisoria, cuyo mejor escenario sería el otorgamiento de la misma hasta el mes de abril, cuando culmina la temporada de pesca, a fin de garantizar el ingreso mensual de los trabajadores hasta tanto se resuelva el conflicto entre los dueños de la empresa.

No cobran productividad

El documento, dirigido al Palacio Legislativo para su análisis y tratamiento, pidió que los bloques tengan a bien “disponer la excepción a la norma prevista, en lo medular, al artículo 6 de la Ordenanza 2011/97 (Texto Ordenado por Ordenanza 8.353)” y, por consiguiente, “procurar la habilitación provisoria de la planta fabril de la sociedad Food Arts S.A.”.
El motivo de la solicitud, según el escrito, es “la gran e inestimable preocupación que aqueja a los trabajadores, más de 100 con sus respectivas familias madrynenses, por falta de habilitación municipal de la plana de su empleadora, único medio de vida y de naturaleza indudablemente alimentaria”.
A su vez, el pedido expuso que “el conjunto de trabajadores de la empresa, al no poder desplegar sus labores, no percibe los salarios de la productividad, solamente recibe en pago el salario garantizado” y que, “sumado a ello, la inflación imperante y la consiguiente pérdida del poder adquisitivo, calan aún más hondo en el conjunto de estos trabajadores que se ven impedidos de prestar tareas”.

Piden intervención local

A su vez, el escrito planteó que “este marco impone exigencias de interés superior, que fundamentan y justifican acudir a cuanta gestión esté al alcance, para sortear los obstáculos” y que “la Carta Orgánica Municipal, enmarca y regula como acciones principales del poder local, promover el desarrollo de actividades pesqueras, la generación de emprendimientos productivos en el sector que apunten a la maximización de los beneficios potenciales que la actividad implica para la sociedad en su conjunto”, agregando que dicho artículo también exige la “implementación de políticas sociales como políticas de Estado, que promuevan, entre otras, la protección integral familiar, el empleo y la economía social, la previsión y seguridad social, la seguridad alimentaria, el hábitat y la vivienda, la salud y la educación”.

Por qué no se habilita la planta

La falta de habilitación municipal “radica en la falta de contrato de locación, mas no en cuestiones que afecten condiciones de seguridad e higiene”, consignó la nota ingresada al Concejo Deliberante, cuyos representantes de los diferentes bloques se reunieron con autoridades del gremio que nuclea a los trabajadores de la planta.
Además, “dicha exigencia legal resulta por demás subsanable, con el certificado acompañado oportunamente, librado en el Juzgado de Nacional de Primera Instancia en lo Civil 55, en el marco del Expediente caratulado: ‘Ipesur S/A c/Food Arts S.A. s/Desalojo (Expediente 69941/20169)’, del cual se desprende la suspensión del proceso por la pre judicialidad citada en el mismo”.
Sobre esto último, la solicitud precisó que “resulta evidente y palmario que la acción judicial se encuentra detenida por la propia decisión del juez interviniente, fundada en derecho, y no en un mero capricho de las partes del proceso”, agregando que “entendemos que intentar escudarse bajo el endeble ropaje de la falta de contrato de locación para no proceder a la habilitación de marras, devendría en antojadiza, por las evidencias acercadas y adunadas”.

Temporada de pesca

Finalmente, se planteó que “los trabajadores ponen especial énfasis en la proximidad de apertura de la temporada provincial de pesca, la cual se inicia en el mes de noviembre 2018, y finaliza aproximadamente a fines de abril del año 2019”, sumando a ello que “de continuar la prohibición, o falta de habilitación a Food Arts S.A., se estaría perpetrando un inmensurable perjuicio a los ‘bolsillos’ de los trabajadores”. Por ello, se solicitó que la habilitación provisoria se otorgue “hasta el 30 de abril de 2019”, entendiendo que, de este modo, los trabajadores podrían comenzar a cobrar la productividad además de su salario básico, y que se garanticen sus puestos, al menos durante la temporada de pesca que iniciará el mes próximo.

Municipalidad de Puerto Madryn