Por Juana de Arco*

El miércoles a la noche llegó un mensaje anónimo a El Diario apelando a nuestra “responsabilidad profesional y compromiso social”, acercando una información de altísima temperatura en términos de denuncia de presunta corrupción, tráfico de influencias, búsqueda de usufructo de propiedades públicas y negociados espurios, y hasta “manipulando a funcionarios del Estado”, dice textualmente la misiva que se autoadjudica “una vecina”, que por el tenor de la misiva, del léxico y del conocimiento del caso, todo indicaría que no puede andar muy lejos de los estamentos públicos.
La nota, escrita en una carilla de no más de tres mil caracteres en tamaño carta, fue acercada a la Editorial a través de un remis cuyo conductor entregó en recepción después de horario administrativo, aduciendo que le encomendaron dejar “el sobre”. Viendo que el mismo, de pequeño tamaño, no hacia “tick-tack, tick-tac” y tampoco abultaba como para intentar emparentarnos con algún soborno de esos que están a la orden del día en Chubut, el personal de maestranza que lo recibió, lo entregó a esta servidora.
He aquí que increíblemente “la entrega” contaba una historia tremendamente asombrosa, pero perfectamente posible, el único pequeño detalle es que de todo el relato, y más allá de las lisonjas derramadas hacia el medio y mi personal vocación para los quilombos, nosotros somos un equipo de periodistas que investigamos y tenemos múltiples fuentes confiables, pero sobre todo fina intuición. Por eso, y porque personalmente creo profundamente en el don de buena gente no del funcionario, ni del candidato, ni del militante, sino del vecino Ricardo Sastre, es que me permití el beneficio de la duda total y parcial.
La llamativa denuncia que poseía notable asidero en un sinnúmero de datos, además de documentación a disposición, pasó entonces por el tamiz de nuestro equipo profesional y emergió de inmediato una cosa que nos hizo ruido a todos: la urgencia con que la vecina pretendía que contáramos “esa” versión y no otra. Cuando algo así sucede, la lógica investigativa tira coordenadas para evaluar donde se cruzan los meridianos discursivos e increíblemente siempre, pero siempre, aflora la letra escrita con el agua que provoca la sed. O sea, emerge lo que callan las palabras; o sea surge la intención.
La urgencia nos hizo ruido, y por eso, atacamos la urgencia y no nos equivocamos.

Pero qué decía el anónimo

En definitiva la “vecina” a la que se agradece profundamente haber confiando en nuestra capacidad periodística para hacernos cargo de las inquietudes de todos y publicar su preocupación, expresaba que: “Se trata otra vez de otro `negociado´ Inmobiliario. Desde su condición de preso (con sentencia condenatoria de 1º y 2º instancia), el doctor Sebastián Menzo seguiría vendiendo lotes de un predio que adquirió de manera `poco clara´ y sin ninguna ética” mediadora, en una transacción “donde intervino la propia Municipalidad de Puerto Madryn, y del Sindicato que nuclea a los trabajadores municipales , cuando el abogado era precisamente asesor jurídico del Municipio”, dice, aunque no especifica –por eso lo agregamos nosotros- que se trató de la gestión de Carlos Eliceche y que el negociado con estas tierras, donde el preso domiciliario cumple condena, implicó un fuerte debate público.
La “vecina” sigue con el relato: “Pero ahora haría también la venta de lotes de medidas urbanas no autorizadas ni aprobadas, indicando que es porque `ya tiene (sic) todo arreglado con los actuales concejales de Puerto Madryn y saldrá (sic) inmediatamente una ordenanza que por excepción, le permitirá reducir el tamaño de los lotes, incrementando por 10 las ya suculentas ganancias´”.
Hasta ahí, el relato de la “vecina” sobre la versión que a la luz de las posibilidades y de lo que había trascendido en el Concejo, era absolutamente creíble, considerando los antecedentes de lo que ya hizo el nombrado con Playa Kaiser, quedándose con gran parte bajo argumento de `pago´ de Eliceche de sus honorarios que se le venían adeudando de arrastre, con la siempre vigente sospecha pública que en realidad, el abogado habría oficiado mas que nada como lo que vulgarmente se conoce como “palo blanco”. Cómo sea, y como es de público conocimiento Menzo, de `menso´ no tienen nada; tanto como don Carlos, de “ganso” tampoco. Por eso, no era de extrañar la intentona que nos contaba el “anónimo” actual.
Lo que si hacía ruido era la urgencia para que El Diario contara la versión que esto sucedería ayer mismo, y que hasta el Ejecutivo Municipal estaba de acuerdo, por lo que nos pedía que se denunciara públicamente “AHORA” “HOY” (por ayer).

Operación fallida

Es que ayer efectivamente se reunió el Concejo Deliberante y también efectivamente el tema surgió –auqnue en privado- contando con el aval presuntamente de “TODOS” los concejales, menos el bloque oficialista que responde a Ricardo Sastre. Tal como trascendió desde el Deliberante, el oficialismo se habría plantado y consideró que bajo ningún concepto avanzaría con una excepción de esa naturaleza, (sobre todo considerando las anteriores emboscadas con temas de tierras) por lo que el tema no llegó a recinto, con la consiguiente indignación de los dueños interesados que cuentan con la férrea amistad y por enden ya sumaban las manos de todo el peronismo elicechista, kirchnerista e incluso la anuencia del único bastión del PRO, que habría estado dispuesto a matar una mosca como ya le sucedió a otro correligionario, y dar el voto casi sin querer queriendo. Con esto, se buscaba evidentemente, enterrar de cabeza públicamente al Intendente, y de allí el llamativo presunto consenso.
O sea “Bingo”!!!! La “vecina” tenía razón. Claro que en una parte del planteo, pero se equivocaba en otra, tal como la urgencia nos lo alertó, y como nuestra aceita intuición en temas de traiciones en el seno del poder nos hicieron predecir, dándonos la razón, también a nosotros. Por eso, no lo contamos ayer y sí hoy.

Miserable por partida doble

La operación que Carlos Eliceche y su administrador de loteos preferido intentaron filtrar tuvo dos miserabilidades que rayan en la canallada: tirarle una puñalada política a un contrincante que le creyó la bandera blanca, y tratar de usar un evento como el Encuentro de Mujeres para el disimulo. La primera fue clarita y es una jugada cantada que los entendidos evidencian: Eliceche se vino `pegando´ a los hermanos Sastre desde el año pasado por lo menos abiertamente, aduciendo una `tregua´ política en pos del “beneficio de la ciudad”, lo que es una absoluta parodia. En ese tren, Eliceche vendría condicionado su `amistad´ a que lo legitimen y le ayuden a recuperar su presunta buena reputación, subiéndolo de vez en cuando a los escenarios bajo argumento de alguna entrega de beneficios al club del que también usufructúa marquesina; amontonándose en los tablones de la cancha para que alguno de sus secuaces plasme la selfie junto a los hermanos para que después sus trolls la hagan correr por las redes y fogoneen el rumor que “están todos juntos” y hasta haciendo circular la versión en no pocas peñas de machos cabríos que en realidad conforman una presunta “sociedad” que habría logrado con el actual intendente y precandidato a gobernador y su hermano, precandidato a intendente. En realidad, ambos sombras de su ego que lo dejaron fuera de la Gobernación en 2011, cuando habría hecho réplicas mellizas de peluche para clavarle todos los aguijones posibles antes de contar ovejitas cada noche.
¿O alguien en verdad cree que al `estanciero´ que sería heredero de todas las tierras que bordean la doble trocha desde Trelew a Madryn en verdad le interesa unos lotes en Kaiser? Es probable que no los desprecie si vienen fáciles, ya que terminó cediendo parte del Hotel que presuntamente se hizo en el litoral con su ex, y ahora que Teresa se puso firme y separó mesitas de luz, necesita más liquidez. Pero no como para jugar tan fuerte en medio de un período electoral y hacer patinar de tal modo la credibilidad a casi todos los ediles, se supone. Definitivamente la jugada fue tentar al bloque sastrista y otra vez plantarle un escándalo con tierras, de esas que después parte de UYO sale a operar por redes tratando prácticamente de `militontos´ hasta a su propia gente, en una imperdonable malversación del progresismo, porque cada vez hay gente valiosa que deplora esas manipulaciones locales.
La emboscada patinó, pero créase o no, igual salieron a intentar un escrache al sastrismo, que ya anoche circulaba por las redes, y que se puede interpretar de dos maneras.
Uno: que se busca forzar la idea porque ya tenían todo armado, por si le torcían la mano al oficialismo; y entonces largaron el escrache igual por redes, con la lógica que si circula, un porcentaje lo va a creer.
O Dos: lanzar el tema también endilgándoselo al oficialismo para cubrirse ellos y de paso apretar públicamente de ese modo para que entre gallos y media noches se vuelva a tratar en la próxima sesión, así los candidatos que más tienen para perder se evitan ruidos perjudiciales, y Menzo y Eliceche en definitiva lograrían el negocio.
Todas estas especulaciones, no son antojadizas. Son el análisis necesario de hechos que sucedieron ayer en el legislativo Municipal de Puerto Madryn, de un tema de absoluto interés público, y de un escándalo de corrupción que más allá de que la mesa chica en Comisión pretenda acotar, es de conocimiento público. Porque no sólo hay documental, hay cámaras, hay plantas que escuchan, y sobre todo hay un anónimo que debería seguir su curso judicial y amerita su espacio.

Graves acusaciones a investigar

La “vecina” aportó información extremadamente precisa. Dijo que Menzo habría puesto las tierras a nombre de un Fideicomiso para evitar que sean objeto de embargo, “tanto en la anterior causa judicial por estafa, como en la actual que purga por violación”. Agregó que ese Fideicomiso habría sido realizado “por la escribana Erica Medina (que además se habría incorporado al mismo)” y que apuntaban a parcelizar en lotes de grandes dimensiones como las Quintas del Mirador. Pero que habría sido ahora ayudado “por los abogados (Jorge) Aidar Bestene y (Walter) García Moreno, algunos concejales, ex intendentes y algunos actuales funcionarios, para sacar a cambio de mucho dinero, la Ordenanza que les permitiría parcelar en terrenos mucho más pequeños” y multiplicar las ganancias, los panes y los peces. Agrega además, haciendo antes una justificada catarsis del descaro que como lepra suele atacar a los que probaron el elixir de la impunidad, que “Más aún, esos lotes, Aidar Bestene los habría ya entregado en parte de pago por la compra de la empresa de estiba Ruta 40, entregando los mismos a los empresarios Franco Finiguerra y Raúl Pérez e hijos en valores millonarios, con el compromiso `escrito´ de que el Municipio de Puerto Madryn a través del Concejo, aprobarían la excepción a la zonificación”. Si esto fue así, cosa que implicará una ardua investigación, hay que decirlo, otra vez estafaron y vapulearon los nombres de dos conocidos vecinos laburantes como Finiguerra y Perez. Que Dios sabe porqué, siempre terminan enredados y con `estos raros peinados nuevos´

De violación en violación

Y para finalizar con este cuentito de esta otra estafa a la gente que ventiló el anónimo que al final contenía más nombres que la merda, se sumó tal vez la peor de las canalladas. Porque lo más indignante de todo, y que quiero destacar primero como vecina, y luego como periodista del barro, pulseadora cotidiana con el poder abusivo, y merced a la autoridad que me confiere venir ventilando la corrupción hedionda, no desde que despertó la Justicia este año, sino desde hace más de diez; es que todo este chanchuyo fue planeado expresamente para tratar de darle legitimación en una sesión que pasaría -especularon- absolutamente desapercibida en el marco del Encuentro Nacional de Mujeres que ocupará toda la atención de las localidades del valle del Chubut. Por eso lo intentaron hacer un día antes para que se apague con el ruido de lo que queda de esta semana y lo que viene de la próxima. Una verdadera canallada que la “vecina” que se animó a denunciar aunque sea anónimamente, atribuyó sin eufemismo nada menos que a `un condenado por violación con prisión domiciliaria que toma sol a 20 metros del mar, en esos terrenos públicos que usurpó y que ahora pretendería vender´. Pequeña casualidad, nomás!

*Soy Juana de Arco, y ceniza de tantxs…:D