El juez de Avellaneda, Luis Carzoglio, rechazó el pedido del fiscal Sebastián Scalera para que Pablo Moyano vaya preso, acusado de ser parte de la asociación ilícita por la cual habrían realizado una defraudación millonaria en el Club Independiente.
La posibilidad de que el juez decida detener a Pablo Moyano despertó el rechazo de un gran arco sindical, incluso aquellos de la CGT con los cuales estaba distanciado.
Incluso desde el sector gremialista se había empezado a barajar la posibilidad de realizar diversas protestas en contra de la medida, por considerarla parte de “una persecución contra los sindicalistas”.
Moyano se enteró de su pedido de detención en Singapur, donde está participando del Congreso Mundial de la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF), se espera que arribe el jueves a Ezeiza.

Hugo, más combativo

El secretario general del gremio de Camioneros, Hugo Moyano, celebró la decisión de Luis Carzoglio, quien rechazó la detención de su hijo Pablo y apuntó contra el Gobierno.
“Por más que los gorilas que nos gobiernan lo presionaron, el juez Carzoglio ha tenido la suficiente grandeza para no aflojar ante las presiones que recibió de todos los funcionarios”, afirmó Moyano durante el discurso que brindó en un acto de Camioneros, para pedir la reapertura de paritarias.
En ese marco, Moyano agregó: “Justamente recibió presiones de funcionarios que se encargan de la seguridad. Se encargan de la seguridad de ellos, no de la gente. Se la bancó el juez y dijo que no va a meter a nadie preso que no tenga motivo para hacerlo y Pablo no tenía ningún motivo para estar preso”.
Pablo se encuentra en este momento en Singapur, participando del Congreso Mundial de la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF). Moyano aseguró que diversos sectores gremiales y sociales se acercarán a Ezeiza el jueves para recibirlo cuando llegue al país.

Paritarias

Hugo Moyano brindó su discurso en el marco de la movilización a la Secretaría de Trabajo en el centro porteño para exigir la reapertura de paritarias. Camioneros fue el primer gremio que logró cerrar en un 25%, cuando la mayoría de los sectores habían cerrado en un 15%.
Actualmente, desde el sindicato piden que se reabra la negociación y que el incremento total sea del 42%, como anuncian algunas consultoras que será la inflación a fin de año. “El miércoles y jueves nos vamos a reunir a ver si acordamos el 17% que nos deben del salario que ha caído con la inflación. Es cierto que ha caído el trabajo, que el combustible ha aumentado, que los peajes también, pero no es menos cierto que a cada trabajador le falta un plato de comida en su casa. Eso no podemos aceptar que ocurra en la casa de los trabajadores. Es un gobierno, con perdón de los animales, es un gobierno gorila. No tiene sensibilidad para nada”.
Y concluyó: “No podemos aceptar que con la inflación tremenda que está sufriendo el pueblo el poder adquisitivo del salario desaparezca día a día y encima nos vengan a hablar de que son la garantía de atacar la corrupción ¿A quién quiere engañar este tipo? Son los instrumentos del FMI. Es un gobierno payasesco. No gobiernan ellos, gobierna el FMI”.

Límite difuso

En Animales Sueltos, uno de los programas más polémicos de la televisión, bajo la conducción de Alejandro Fantino, el periodista Maximiliano Montenegro encendió una bomba explosiva al revelar que el presidente de la Nación, Mauricio Macri, dijo que mandó a “meter preso” al sindicalista Omar “Caballo” Suárez.
De esta manera, Montenegro volvió a abrir la puerta de los rumores que acusan una sospechosa relación funcional entre la Justicia y el gobierno de Cambiemos, a partir de la cual diferentes sectores de la oposición apuntaron contra el oficialismo por una presunta lista negra de persecuciones políticas que ponen debajo de la lupa y, hasta detrás de las rejas, a varios ex funcionarios y sindicalistas de la era K.
“En este caso está claro que hay un enfrentamiento político que Mauricio Macri quiere llevar a fondo”, lanzó el periodista en la mesa del programa que sale por canal América. Asimismo, Montenegro confesó que el líder del PRO dijo respecto al ex titular del SOMU: “‘Lo tuve que meter preso’, aunque él no tiene influencia. Llama la atención que diga eso”, advirtió.
El ex sindicalista, muy ligado a Cristina Kirchner en los últimos años, deberá esperar el juicio en su contra, que se realizará durante los primeros meses de 2019, preso. Es que los jueces Pablo Bertuzzi, Néstor Guillermo Costabel y María Gabriela López Iñíguez aseguraron que hay riesgos de que el ex líder gremial entorpezca la investigación por la que quedó tras las rejas.

El magistrado denunció que amenazaron a sus familiares

Al mismo tiempo que se esperaba la resolución del Juez, el magistrado denunció que sus familiares fueron amenazados de muerte. En una conferencia de prensa que brindó anoche brindó más detalles.
Dos veces sonó el teléfono en la casa de Luis Carzoglio, en Avellaneda. En ambas situaciones atendió la esposa del magistrado. Del otro lado de la línea, la misma voz le dijo las dos veces una frase prácticamente idéntica. El contenido, que no trascendió, estaría relacionado a la causa Independiente. Fue una amenaza. Y ocurrió durante el mediodía de este martes.
El magistrado carga con un pesado currículum, en el cual fue denunciado por falsificación de documentos públicos y por haber brindado la excarcelación a detenidos que no pertenecían a su jurisdicción.
El domingo, el abogado de la familia Moyano, Daniel Llermanos, denunció que el secretario general de Independiente y mano derecha de los líderes camioneros, Héctor “Yoyo” Maldonado, había sido asaltado por cinco hombres en dos autos en Capital, y que le robaron sus teléfonos y le dejaron mensajes intimidantes.