Si bien fue apenas superior a la de julio, se espera que el sector automotriz, que no tuvo un mal desempeño, se derrumbe en septiembre y muestre una contracción mayor, que empujará a la producción fabril hacia abajo en lo que resta del año, publicó BAE.
Los números confirmaron los peores augurios del sector, que sufre los efectos de la restricción del mercado interno y la pérdida de competitividad a la hora de exportar.
Los industriales esperan que recién el año próximo y sólo gracias a una mejor cosecha de soja, la industria vuelva a mostrar números positivos.
“La baja del mes de agosto fue generalizada para casi todas las ramas industriales: nueve de los doce rubros analizados presentaron caídas. Químico y petroquímico (-12,6%) fue el rubro con el desempeño más bajo. También presentaron resultados interanuales negativos los minerales no metálicos (-7,4%) por la retracción de la construcción; la metalmecánica (-6,3%), fundamentalmente por caídas en la producción de maquinaria agrícola, de carrocerías, remolques y semirremolques; alimentos y bebidas (-4,9%); edición e impresión (-4,8%) y la cadena textil-indumentaria (-17%)”, destacó el informe.
Solo tres de los doce sectores relevados vieron números positivos: “Los tres que compensan para arriba son automotriz, papel y cartón, y acero. Los dos primeros no tienen fuertes argumentos a largo plazo porque dependen de condiciones circunstanciales”, afirmó el director del Centro de Estudios (CEU) de la UIA, Pablo Dragún.
El economista industrial destacó que el sector automotriz creció en agosto “gracias a la tracción de Brasil y algo por mercado interno”, pero aclaró que “en septiembre ya presenta una baja del 20% que es bastante relevante, por lo tanto el mes que viene será peor por el escenario de base que se toma”.
El consumo de alimentos cae un 5% y hay alarma por la aparición de un circuito informal de producción
Existe un dato que preocupa, y mucho: todos los rubros vinculados a la construcción, que traccionaban a la industria, mostraron tres meses consecutivos de caída de minerales no metálicos relacionados a la construcción, dado la caída futura de la obra pública por el plan Déficit Cero y la expectativa de que la obra privada no está creciendo mucho.

Gobierno de Chubut