Se realizó ayer la Muestra Provincial de Emprendedorismo Escolar donde participaron cerca de 70 proyectos, de los cuales fueron elegidos dos, uno de la Escuela N° 702 de Rawson y otro de la 733 de Gaiman, que representarán a la provincia de Chubut en la instancia nacional que tendrá lugar en noviembre, en Córdoba.
Fueron 68 los proyectos que se expusieron y que fueron evaluados por un nutrido equipo de docentes, para seleccionar aquellos que representarán a la provincia en noviembre, cuando se realice la instancia nacional en Córdoba.
“Para nosotros es un verdadero orgullo ver que este programa, que nació en 2006, crece y mantiene el interés de los estudiantes. Por eso, es necesario brindarle un reconocimiento especial a los docentes que demuestran una verdadera vocación al acompañar a sus alumnos en el desarrollo de esta propuesta que les demanda tiempo que excede sus obligaciones como docente en el aula”, dijo Paulo Cassutti, subsecretario de Educación.
El funcionario además subrayó el “tiempo, la energía y las ganas que los chicos depositan en el desarrollo de su idea emprendedora, demostrando que tienen un valor central y que es la motivación por concretar eso que diseñaron”.
“Los emprendedores han cambiado el mundo con sus creaciones y lo siguen haciendo; más allá de que en las aulas trabajamos para enseñar saberes significativos y estimular a que desarrollen sus competencias, se propicia que elaboren proyectos que respondan a demandas sociales y contribuyan a mejorar la calidad de vida de las personas”, destacó.

Trabajos premiados

Participaron escuelas de El Maitén, Cushamen, Buenos Aires Chico, El Hoyo, Corcovado, Río Mayo, Río Senguer, Trevelin, Esquel, Gaiman, Dolavon, Sarmiento, Comodoro Rivadavia, Rawson, Puerto Madryn y Trelew.
Tras el trabajo de los evaluadores, lograron pasar a la instancia nacional los proyectos “Alarma de detección de incendios”, de la Escuela N° 702, de Rawson y “CalonMelyn”, de la Escuela N° 733, de Gaiman, sobre fruta abrillantada a partir del citron.
Además, se entregaron 12 reconocimientos a proyectos destacados. “Estamos felices por el desempeño de los chicos, por su capacidad para generar ideas innovadoras y ponerlas en práctica. Sembrar la semilla de emprender es importantísimo, porque también son valores que los acompañarán en su vida, a ellos como personas de bien”, dijo Valeria Saavedra, coordinadora del programa provincial de Competencias Emprendedoras.
Agustín Oyarzún y JaelVieytes son estudiantes de séptimo año de la Escuela N° 707, de Comodoro Rivadavia, y presentaron como propuesta “Crocodilerescuetool”, una herramienta de rescate diseñada con un uso específico: en caso de accidentes, servirá para romper con facilidad los vidrios de los vehículos, sin provocar astillas que perjudiquen y lastimen a las víctimas atrapadas en el habitáculo.
Los chicos contaron que la entregaron a bomberos voluntarios de Comodoro y Lago Puelo quienes mostraron interés en la herramienta diseñada. “Todos se mostraron sorprendidos más que nada en que dos chicos de la escuela secundaria idearan algo para ayudarlos en su tarea, les encantó la idea, el diseño y la utilidad”, dijo Jael.
Michel Leiva y Romina Morales, en tanto, son estudiantes de séptimo año de la Escuela N° 740, de Trevelin, con orientación agraria. Su proyecto fue el rediseño de la california, una herramienta de uso extensivo en el campo para manear alambres durante tareas de alambrado.
“Quisimos mejorar la herramienta que está en el mercado y que no es del todo amigable porque dificulta el trabajo de estirar golondrinas o manear. Cuando no estoy en la escuela trabajo en el campo y la california comercial, por su diseño, presenta falencias a la hora de usarla y el trabajo no queda prolijo”, dijo Michel.
Rosa Erman en docente de la Escuela N° 530, de Educación Especial, de El Maitén. Junto con Héctor, que toca el redoblante y Jeremías, que oficia de presentador, llegaron a Trelew para contar del proyecto institucional del establecimiento: la murga “Los trapitos”, una idea desarrollada para que los chicos, con distintas patologías, pudieran expresarse y mostrarle a la comunidad todo lo que son capaces de hacer.
“Este proyecto socio comunitario promueve la socialización de los chicos, posibilita la expresión verbal y favorece la motricidad. Pero también, es muy importante el impacto social que tiene en nuestra comunidad: mostrar tolo que pueden y son capaces de hacer, para desmitificar la discapacidad que está muy estigmatizada socialmente, como si estuviesen impedidos de hacer”, dijo Rosa.

Gobierno de Chubut