PUERTO MADRYN – Sobre las 21:30 horas del domingo, la Policía acudió a un domicilio de la calle Leloir al 1.200, entre Rivadavia y Moreno, donde yacía el cuerpo sin vida de un hombre identificado con el apellido Arteaga, de 36 años de edad. La víctima exhibía “un cuchillo en su cuello”, según precisó la Policía, desde donde dieron intervención a la doctora Percas, médica policial, quien tras arribar la ambulancia al lugar, confirmó el deceso del individuo. En el hecho tomó intervención el fiscal de turno, Jorge Bugueño, y la médica forense Vanina Bota, y el cuerpo fue trasladado a la morgue judicial para que se le realizara la autopsia. En el lugar se encontraban dos menores de edad, de 13 años, quienes fueron llevados a la dependencia policial interviniente para recabar información del hecho, en el cual también trabajó el Servicio de Protección y la Asesoría de Menores. Al día siguiente, según informaron fuentes extraoficiales, tras realizar las pericias de rigor sobre el cuerpo, los investigadores presumían que se trataba de un homicidio, aunque también trascendió la versión de que las heridas podrían haber sido autoinfligidas, algo por el momento descartado.

Municipalidad de Puerto Madryn