Trelew se muestra como nunca antes la vieron sus vecinos. Miles de mujeres agrupadas según su procedencia y pertenencia a grupos sociales, estudiantiles, políticos y otros colectivos sociales, caminan por sus calles, se interiorizan sobre la realidad de las mujeres en la región y aportan sus experiencias a la hora de abordar problemas propios del género.

El 33° Encuentro Nacional de Mujeres comenzó oficialmente durante la mañana de este sábado en el Autódromo Mar y Valle, adonde arribaron las mujeres que comenzaron a llegar a Trelew y ciudades vecinas como Puerto Madryn, Rawson y Gaiman en colectivos, taxis, combis y hasta caminando.
El acto en el que participaron referentes de movimientos feministas, de pueblos originarios, mujeres de gremios, partidos políticos y organizaciones de base y autoconvocadas fue el puntapié inicial del evento que se extenderá hasta este domingo.

Compartimos algunos fragmentos de discursos de integrantes de la comisión organizadora del Encuentro Nacional de Mujeres:

“El encuentro lo hacemos todas y el encuentro somos todas. Los talleres serán durante dos días el espacio para debatir sobre la apertura de la mujer para que aparezcan argumentos y razones. Tratan de resistir el avance sobre los pueblos racializados”.

“Si bien se reconocen nuestras identidades trans, bisexuales y lesbianas, eso no significa que socialmente se hayan producido los cambios necesarios. La opresión y discriminación se ven avalados por instituciones como Salud, Educación, Justicia, religión y medios de comunicación, y por parte de una parte de la sociedad heteronormada. Las trans, trabas, no binarias, lesbianas y bisexuales queremos amar y desear sin ser discriminadas, juzgadas ni estigmatizadas y que nuestros besos revolucionen las plazas, las casas y las camas”.

“Este año la marea verde demostró que incide en la agenda pública y transforma los límites de lo posible y deseable. Así logramos en la Cámara de Diputados la media sanción y que se debata el proyecto por el aborto legar y seguro en el Senado”.

“Ha sido duro participar en este encuentro: la inflación, el desempleo, el hambre, los despidos crecen a la par de las luchas para enfrentarlos. Las mujeres organizadas estamos a la cabeza de esas luchas. El gobierno de Macri ha profundizado el ajuste y la entrega, situación agravada por el reciente acuerdo con el FMI que acrecienta el endeudamiento y la dependencia”.

“En Chubut también tenemos compañeras que en el 2003 estuvieron al frente de las marchas contra la minería en Esquel. Demostramos que podemos poner freno a los proyectos extractivistas”.

“Las recibimos en territorios ancestrales…Esta comisión organizadora tuvo muchos desafíos. Trelew es la ciudad más chica por las que transitó este encuentro. Pero fuimos acompañadas por mujeres de toda la provincia. Notamos la gran disposición para la construcción colectiva para demostrar las múltiples diferencias que nos atraviesan. Por supuesto que tuvimos discusiones, debates y tensiones pero son expresiones de la pluralidad que nos fortalecen en la lucha contra el sistema capitalista, racista, explotador, patriarcal, colonialista y opresor. Estamos apostando a la autonomía, el federalismo, la horizontalidad y la pluralidad”.