Por el derrame de hidrocarburos que se produjo hace una semana en una planta controlada por YPF en el yacimiento Bandurria Sur, en Vaca Muerta, hay un mínimo de 85 mil metros cuadrados impactados directamente por el crudo y alrededor de 77 hectáreas contaminadas: equivale a 10 canchas de fútbol.
El dato se desprende del análisis de las imágenes satelitales de la zona, realizado por Greenpeace y la Fundación Ambiente y Recursos Naturales. Ambas organizaciones informaron que la superficie afectada está a sólo 11,5 kilómetros de la localidad de Añelo y del río Neuquén.
La empresa YPF informó en un comunicado que “continúa con los trabajos de remediación por el derrame en Bandurria y ya se recuperó más de la mitad del hidrocarburo retenido en la locación y en las piletas construidas para tal fin”.
Según detallaron, el operativo especial montado para reacondicionar la zona sigue vigente, con la afectación de 20 camiones y cuatro máquinas viales.