Recalculando

Una estrategia que cala fuerte por estos días en el seno del PJ es la reagrupación de los bloques que oportunamente se escindieron del FpV. El objetivo inicial es avanzar en la unidad del Partido Justicialista de cara a 2019, y el otro no menos importante fortalecer la oposición al ejecutivo que lidera Mariano Arcioni.
El PJ observa con recelo la intentona del gobernador de encabezar una boleta como candidato en las próximas elecciones, porque si bien la administración de Arcioni desde que asumió la gobernación no ha sido brillante, los muchachos no olvidan que el ilustre desconocido les ganó en las legislativas en 2017, y eso no será fácil de remontar.
Un dato que no se puede soslayar y sin dudas sopesa la dirigencia del PJ, es que la situación de Chubut en términos económico-financieros comienza a mejorar producto del incremento de las regalías hidrocarburíferas, y ya nadie se anima a subestimar al comodorense como lo hicieron en el pasado, porque después de todo, si bien es cierto que Arcioni no tiene militancia, ni experiencia, cuenta con algunas ventajas, ya que no se lo ha asociado al entramado de corrupción, y como está en gestión, tiene oportunidad de mejorar su imagen ante la ciudadanía.
Así las cosas, los movimientos en el PJ no cesan, y la decisión que adopte el congreso partidario convocado para el mes próximo, respecto de los dirigentes suspendidos, dará un vuelco en el andamiaje justicialista. El PJ apunta a armar fórmula con candidatos del consenso y para eso necesitan unir las huestes.

Presupuesto resistido

El diputado nacional por Chubut, Santiago Igon, lamentó que el gobernador Mariano Arcioni haya firmado la adenda al Pacto Fiscal, al tiempo que consideró que “no es nada nuevo, ya que generalmente dice hacer una cosa y hace otra”.
El legislador aseguró que el Presupuesto 2019 “es el certificado de defunción de jubilados, estudiantes y proyectos. Esta es la presión del FMI para que lo aprueben el 24”, dijo y ratificó su determinación no apoyar la iniciativa legislativa.
Respecto de la decisión de Arcioni de firmar finalmente la adenda al Pacto Fiscal, el diputado sostuvo que “el gobernador fue como mínimo desprolijo, desde la toma de deuda, los famosos 650 millones de dólares que vaya saber adónde fueron a parar”, dijo y advirtió que esos fondos “ni siquiera tenemos claro si fueron a gastos corrientes porque no los hemos visto ni en obras ni en nada”.
Igon no ahorró en cuestionamientos al titular del Ejecutivo provincial al afirmar que “los hospitales están desabastecidos, las escuelas están muy deterioradas en términos estructurales”, dijo y sentenció “Arcioni está dejando un desastre”.

Convidados de piedra

El presidente del Comité Provincial de la UCR, César Herrera, también arremetió la última semana contra al gobernador Mariano Arcioni, y a diferencia de otros dirigentes, fue mucho más duro en sus apreciaciones, al afirmar que, en Buenos Aires, “se arrodilla ante el Gobierno Nacional pero después cacarea en la Provincia. No se le cae una sola idea, los números se le acomodaron solos”, dijo sin dudarlo.
El dirigente radical ratificó el apoyo de su partido al gobierno nacional y la decisión de “consolidar fuertemente a Cambiemos”, afirmó Herrera al tiempo que agregó que “otro punto que se trato fue plantearle al Gobierno Nacional que antes de tomar decisiones en cosas que son difíciles, consulte, para que después no se tengan que tomar posiciones distintas”, una cuestión con la que el radicalismo no está teniendo éxito, ya que a pesar de seguir afirmando su acompañamiento al gobierno de Macri, tras bambalinas se agarran la cabeza porque son cada vez más conscientes de su rol de convidados de piedra en la gestión de Cambiemos, aunque ante la sociedad quieran mostrar algo diferente.
Volviendo a la figura del Gobernador de Chubut, Herrera afirmó que “yo creo que Arcioni ya lanzó su campaña, pero juega a las escondidas. Viene a Buenos Aires y se arrodilla ante el Gobierno Nacional pero después cacarea en la Provincia”, insistió.

Sin eufemismos

“El Justicialismo no necesita la figura de Arcioni”, dijo sin dudar Gustavo Mac Karthy, envalentonado con la idea de que lo dejen volver a las filas del PJ. El exvicegobernador de Chubut, cuestionó al actual gobernador señalando que “nunca militó, ni es afiliado al Justicialismo. No creo que el Justicialismo necesite de la figura de Arcioni para tener una propuesta que sea clara y confiable para la sociedad chubutense”, sostuvo.
Mac Karthy sostiene además que “Arcioni tendrá que hacer el camino como él lo crea conveniente, más allá de esto de querer acercarse a algún sector del peronismo nacional. Aquí en la Provincia jamás lo he escuchado en una declaración como peronista, nunca se manifestó como justicialista, no ha expresado nunca su deseo de ser parte del proceso interno del PJ, no es afiliado y tampoco desarrolla un gobierno peronista”.
El dirigente Trelewense que ya se puso de nuevo el traje del PJ, aunque su situación aún no se ha resuelto en el seno del partido, insistió en afirmar que “creo que cada sector interno debe trabajar políticamente, potenciando al candidato más útil para la Provincia. En nuestro sector lo hacemos recorriendo el territorio, nos hace conocer la realidad de cada lugar, conocer sus necesidades, sus proyectos, sus sueños esto creo es fundamental desde nuestro punto de vista. Otros candidatos pueden llegar va hacerlo de otra forma”.

Gobierno de Chubut