Jueves embrujado

Este jueves el juez de garantías Sergio Piñeda resolverá la gran variedad de objeciones que los abogados defensores de los imputados en la causa embrujo realizaron durante los tres días en que se extendió la llamada audiencia “preliminar” al juicio oral y público que prevé realizarse a principios del año que viene. Los imputados son Diego Correa, Diego Luther, Daniela Souza, Natalia Mc Leod, Federico Gatica, Juan Carlos Ramón, Sandro Figueroa, Jorge Aníbal Godoy, Giuliana Mc Leod, Darío Correa, Rubén Reinoso y Christian Daniel Gisande. El defensor oficial Omar López defiende a Ramón y el defensor privado Fabian Gabalachis es quien tiene a su cargo asistir legalmente a la mayor cantidad de imputados en esta causa. Defiende a las hermanas Mc Leod, a los hermanos Correa y a Sandro Figueroa, el tío de estas dos mujeres. Por su parte el abogado particular Matías Cimadevilla defiende a Gisande, el defensor oficial Lisandro Benitez a Luther, el abogado también oficial Damián D’Antonio a Daniela Souza y a Godoy, y el defensor Javier Romero al escribano Federico Gatica.

Como gatos entre la leña

Dicen que “la gran variedad de objeciones” con las que se encontró el Juez es verdaderamente un berenjenal que amaga con pudrirse todo a la vez, y por donde nadie sabe cómo hará para transitar un juicio que puede tener implicancias desconcertantes. Entre otras cosas, los abogados defensores comenzaron a sacar sus cartas más fuertes y con esto quedó en evidencia que el entramado judicial encargado de llevar adelante este proceso, no estaría exento de vínculos con los propios imputados. Entre otras cosas han citado a declarar como testigos a una serie de funcionarios por obras realizadas por las empresas acusadas: Concretando y Dual Core. En varios casos, que habrían hecho trabajos para los mismos que hoy los acusan o incluso los juzgan. Entre otras cosas los defensores, habría puesto un sinnúmero de objeciones a las famosas “escuchas”, las que dicen extraoficialmente que serían todas nulas, o por lo menos una gran mayoría.

¿Miquelarena, “juez y parte”?

El ruido más notable la semana pasada se dio producto de la solicitud del defensor oficial, Omar López que tiene a su cargo la defensa de Juan Carlos “Tato” Ramón, quien pidió el testimonio del propio doctor Jorge Miquelarena, actual Procurador de la Provincia, en el marco de la presunta construcción que habría realizado en una de sus propiedades la empresa Dual Core, que pertenecería a Diego Correa, acusado por su equipo investigativo como líder de una banda que actuaba desde las entrañas mismas de Fontana 50 en épocas del gobierno de Mario Das Neves. Dicen que ese día el Procurador sufrió una fuerte descompensación que lo retuvo en su casa. Si esto resulta probable, la situación de Miquelarena sería gravísima, y aunque nadie quiere escuchar hablar de destitución, tampoco nadie quiere incurrir en tal desprestigio del sistema judicial -mordazas mediante- que ocasione no sólo la caída de la investigación por presuntas nulidades, sino que en definitiva termine resultando un gran fiasco público, también por complicidades.

Acumular causas

Lisandro Benítez, abogado de Diego Lüters, no propicia el sobreseimiento de su defendido, sino que plantea la acumulación de la causa Embrujo con la causa Revelación. “Lüters está imputado de conformar dos asociaciones ilícitas en el mismo tiempo y lugar. Eso genera contradicción y voy a pedir poder defenderse por un solo hecho”, afirmó la semana anterior el abogado.
De acuerdo a lo manifestado por el letrado, las causas en cuestión, tienen “conexión subjetiva y de los hechos”. El argumento del abogado parece ser que Lüters está imputado de conformar dos asociaciones ilícitas en el mismo tiempo y lugar, lo que en su opinión supone una contradicción, lo que deberá demostrar ante el Tribunal.
El representante legal de Lüters espera que la declaración que hiciera oportunamente su defendido en la causa Embrujo, mejore su situación procesal y sea valorada oportunamente.

Gobierno de Chubut