El Senado comenzó a debatir sobre una nueva ley de financiamiento de los partidos políticos y la Cámara Nacional Electoral se expresó a favor de que las empresas puedan realizar aportes de campaña, algo que actualmente está prohibido.
Las comisiones de Asuntos Constitucionales, de Justicia y Asuntos Penales y de Presupuesto y Hacienda del Senado recibieron a los jueces de la Cámara Nacional Electoral, Alberto Dalla Vía y Santiago Corcuera, y representantes de Transparencia Internacional, CIPPEC y Red de Acción Política, entre otros.
“El primer punto del debate es si las personas jurídicas privadas pueden aportar y ser reguladas, nosotros estamos de acuerdo con que así sea”, expresó Dalla Vía ante el plenario de comisiones donde hay varios proyectos presentados, entre los que se destacan uno del oficialista Ángel Rozas, y otro del jefe del Bloque Justicialista, Miguel Pichetto.
En este sentido, el magistrado electoral agregó: “No tenemos un sistema de aportes de empresas privadas cuando el artículo 38 de la Constitución dice que el Estado contribuirá al sostenimiento de los partidos, no dice sostendrá, esto da margen para un sistema mixto, público y privado”.
Como era de esperarse, Dalla Vía también apoyó la “bancarización y trazabilidad” de los aportes de campaña por considerar que “el dinero en efectivo siempre es un marco oscuro y difícil de seguir” y “en estos tiempo el objetivo tiene que ser la transparencia”.
Aunque por otro lado, el presidente del tribunal electoral expresó su disidencia con la iniciativa de Pichetto, que propone que la trazabilidad de los aportes sea controlada por la AFIP y consideró que “tiene que ser a través de la Cámara Electoral”.
Sin embargo, celebró la propuesta del proyecto de Rozas de aumentar el cuerpo de peritos auditores y explicó: “Hoy son siete personas para auditar miles de cuentas. El proyecto del senador Rozas prevé el aumento a 25, que creemos que es un mínimo para hacer las auditorías”.
También participó de la reunión el presidente de la Fundación Red de Acción Política, Alan Clutterbuck, quien coincidió en “aceptar los aportes de personas jurídicas, que se hacen de hecho y no terminan registrados”, así como la bancarización.
Igualmente sostuvo que el sistema debe “promover condiciones de equidad en la competencia electoral” para evitar “favoritismos en favor del oficialismo de turno” y agregó: “Nuestro grupo promueve que toda la organización electoral debe ser independiente y autónoma del Poder Ejecutivo”.
La directora ejecutiva del CIPPEC, Julia Pomarés, por su parte señaló que “hay evidencia para decir que el sistema de financiamiento de la política en Argentina tiene graves problemas que deben ser subsanados”.