La semana pasada se llevó adelante la entrega de equipamiento por parte de la Phoenix Contact, hecho enmarcado en el programa de conexión internacional EduNet en el aula de informática de la Universidad Nacional de la Patagonia, sede Puerto Madryn.
Al respecto, la decana de la Casa de Altos Estudios, Liliana Vásquez, explicó que “es una empresa alemana cuya idea es capacitar a los alumnos que están en la escuela secundaria avanzada y a los futuros ingenieros”.
De este modo, la sede portuaria se convirtió en la cuarta universidad del país que recibió este equipamiento, y la número 109 en todo el mundo.
“Estamos con equipamiento de última generación. Así que es una donación muy importante, además de permitir formar a los profesores en las áreas de ingeniera electromecánica, así que es algo muy necesario”, resaltó Vázquez.

Los alumnos, la prioridad

En este sentido, la decana de la UTN resaltó que la empresa es “capacitar a los alumnos que están en la escuela secundaria avanzada, y en este momento nosotros somos la cuarta universidad en el país que está recibiendo este equipamiento”, agregando que “para nosotros, es una donación importante” y destacando “la puerta que se abre para poder formar a nuestros profesores en estas áreas, en nuestra carrera de Ingeniería Electromecánica, que va por el tercer año, y esto es algo realmente muy necesario”.
También, puso en relieve que “estamos contentos de poder pensar en dar cursos de capacitación a las empresas, ya que son equipos presentes en todas las industrias, tanto chicas como grandes; esa sería una segunda línea de trabajo, primeramente estará lo académico para nuestros alumnos”.

Un aporte desinteresado

En cuanto al dispositivo, el Product Manager de la empresa Phoenix, ingeniero Hernán López, precisó que “es un equipamiento que uno encuentra normalmente en todas las industrias, es lo que hoy en día utilizar las fábricas para automatizar los procesos productivos” y agregó que “la idea es que acá pueda aportar a que los alumnos puedan aprender sobre el equipamiento real que después se encuentran en la industria; ese es el aporte que tratamos de hacer, que los chicos que están aprendiendo tengan las herramientas para aprender con lo que después tendrán que trabajar en su vida profesional”.

Potencial tecnológico

En cuanto a la motivación de la empresa para realizar la entrega del dispositivo a la UTN, López explicó que “se trata de un programa internacional que se aplica desde Alemania, en universidades de todo el mundo, ya son 109 y en Argentina comenzamos este año”, sumando a ello que la elección de la Casa de Altos Estudios de Madryn se debió “al potencial tecnológico y en los profesionales que hay, además de la industria de la zona; y, además, no queríamos quedarnos principalmente en los principales aglomerados de Buenos Aires, sino en toda la Argentina, por eso arrancamos en Río Gallegos, pasando por San Rafael (Mendoza) y ahora estamos acá, queremos dar una cobertura en todo el país para asegurarnos que hay buenos equipamientos para que los alumnos puedan volver, en su vida profesional, lo aprendido en el contexto académico”.

Acompañar al rubro académico

Sobre la empresa, el ingeniero describió que “tiene casi cien años de historia en el rubro eléctrico y electrónico de automatización; en Argentina estamos desde el año 2000, tenemos nuestras oficinas principales en Buenos Aires y, si bien nosotros importamos los productos de Alemania, también tenemos una fábrica en Argentina; producimos algunos elementos de tecnología eléctrica para el abastecimiento de nuestro mercado, y luego tenemos oficinas comerciales en varios lugares del país”.
El acompañamiento al sector académico “es algo muy importante para nosotros”, resaltó López, añadiendo que “consideramos que tenemos que estar cerca de las universidades para que cuenten con equipamiento electrónico industrial, no solamente para el entorno académico, sino para que también se pueda aprovechar el equipamiento, incluso a través de los docentes, para capacitar a la industria”.

Municipalidad de Puerto Madryn