El individuo tiene 22 años, la bala entró y salió y, por lo que dijeron desde la Policía, no afectó ninguna arteria ni órgano vital, quedando fuera de peligro. Aparentemente, le dispararon desde una corta distancia y extrañamente, no quiso radicar la denuncia. El caso se dio el martes a la noche en el barrio Los Aromos. Cuando descubrieron en el hospital que había sido baleado en el cuello también encontraron entre sus ropas la bala que lo había herido. El proyectil que le hallaron es calibre 22. La policía se enteró del hecho después de las 22:30 horas y la ambulancia trasladó al herido al hospital desde la calle Los Arrayanes, en donde vive con su madre y otros integrantes de la familia.

Municipalidad de Trelew