“Todos los días veo qué puedo hacer para ayudar a crear un puesto de trabajo más. Mi obsesión es cómo generamos empleo privado de calidad en todo el país”, aseguró Mauricio Macri, al brindarle una entrevista a una radio de La Rioja.
Tras establecer que “cuando hacemos las cosas bien somos igual de buenos que los mejores del mundo”, el Presidente señaló que “un buen gobernante es aquel que crea las condiciones para que pueda haber inversión” y para que las pequeñas y medianas empresas crezcan de forma que produzcan trabajo privado de calidad.
Durante la entrevista con radio La Meca, Macri no olvidó referirse a los problemas de corrupción de la gestión anterior y remarcó que “los argentinos, desde hace décadas, hemos creído que el camino era el atajo y el engaño”, pero subrayó que el único es el de “la cultura del trabajo”. En ese sentido, aseguró que no debe haber “intendencias, gobernaciones u oficinas nacionales” que hagan de “aguantaderos de amigos” o que sean herramientas para fomentar el “clientelismo” porque “eso no son empleos que generen felicidad”.
“No vamos a construir en dos años lo que no hicimos en 70”, el objetivo es “todos los días estar un poco mejor y hacer cosas que duren para siempre”, volvió a reiterar e instó a “trabajar en equipo”.
Otros de los puntos conversados fue la situación económica de los países emergentes, que golpea a Argentina. En este marco, el Presidente estableció que “todavía estamos viviendo un proceso” en el cual los países emergentes tienen dificultades para acceder el crédito y “la Argentina estaba ahí porque heredamos este agujero fiscal, esta bomba que vamos a ir reduciendo poco a poco”.
“Soy el primero en saber el enorme esfuerzo que están haciendo, pero estamos construyendo bases sólidas “, aseguró y recordó que “el camino que hemos tomado es el correcto”.
Por último, aseguró querer construir un país federal pero reconoció que para eso el interior de Argentina debe desarrollarse. En esa línea, destacó que su gestión viene realizando importantes obras de infraestructura, para aumentar drásticamente la conectividad, al mismo tiempo que mejoró el acceso a Internet y a la banda ancha en favor de numerosas localidades del interior.
“Si hoy los chicos hoy no tienen acceso al mundo digital es difícil que tengan acceso a los trabajos del futuro”, aseguró.