La líder de la organización Tupac Amaru, Milagro Sala, afirmó que los mil días que se cumplen de su prisión les “sirvieron” políticamente al presidente Mauricio Macri y el gobernador jujeño, Gerardo Morales.
“Mil días, lamentables mil días de encierro. Pero a ellos les sirvió. Tanto al gobierno de Macri como al de Morales, les sirvió lo que hicieron conmigo y con los compañeros de la Tupac en Jujuy para usarlo como un laboratorio. El experimento que hicieron de encarcelar y llenarme de causas a lo largo de todo este tiempo fue el que después replicaron en el resto del país”, afirmó Sala.
En declaraciones al diario Página 12, la dirigente dijo que se siente “muy dolorida, desilusionada, de la Justicia, tanto provincial como la federal”.
“Avasallada por la Justicia que ya no es independiente, sino que acá depende del Ejecutivo de Gerardo Morales y, en la Nación, del Ejecutivo de Macri. Pero, además, dolorida porque en los 90 nosotros peleamos para que no cierren las fábricas, para que los trabajadores no se queden sin trabajo, para que no haya desnutrición infantil ni deserción escolar, para que haya más salud y educación”, agregó.
Asimismo, indicó: “la indignación más grande que me da a mí es que asume Macri y en dos años nos revientan el país, nos endeudan otra vez, nos saquean otra vez, nos llenan de compañeros y compañeras que trabajaban y ya no, hay muchos niños viviendo en la calle”.