El secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, se presentará hoy a declarar, acusado de ser el “jefe de una asociación ilícita” que hacía negocios alrededor del Independiente, aunque insistió en que “no hizo ningún negocio” con el club y aseguró que le sacará “la careta” al fiscal Sebastián Scalera.
“Me voy a sentar ante el fiscal, le voy a sacar la careta y diré toda mi verdad: yo no hice ningún negocio con Independiente. Eso no me tiene preocupado. Sí me tienen preocupado la inflación, los despidos y la presión del Gobierno nacional hacia los empresarios del transporte”, remarcó el dirigente gremial en declaraciones a FM La Patriada.
Así se refirió a la citación a prestar declaración indagatoria para este jueves a las 8.30 en Lomas de Zamora, en el marco de la causa judicial que lo tiene acusado de ser el “jefe de una asociación ilícita” dedicada a defraudar al Club Independiente, del que se padre Hugo Moyano es presidente, “mediante la gestión, obtención, impresión oculta y reventa de entradas y protocolos de acceso a los espectáculos deportivos”.
Por su parte, el fiscal Scalera consideró que hay “hechos que muestran una voluntad y una decisión” de Pablo Moyano “de no someterse a la Justicia”.
“La hipótesis de la Fiscalía es que en el marco de la actividad del club Independiente existe hace rato una asociación ilícita integrada por barras bravas y por parte de la dirigencia, entre los que están Héctor Maldonado y Noray Nakis, que están procesados y declararon como imputados. Entendimos que Pablo Moyano forma parte y es jefe de la misma”, sostuvo el fiscal.
En declaraciones a radio Nacional, Scalera remarcó que “aunque resta producirse una cantidad de medidas de pruebas, existe mérito suficiente para el llamado a prestar declaración, que es el acto de defensa material por excelencia”.
A la vez, el fiscal federal de Lomas de Zamora ratificó su decisión de haber solicitado la prisión preventiva de Moyano y, al ser consultado sobre si su regreso desde Singapur significaba ponerse a derecho, recordó que su abogado defensor, Daniel Llermanos, “dijo que si tuviera algún temor o le preocupara ir detenido le recomendaría irse a otro lugar”.
“Amén de los actos que han sido públicos y notorios, se dieron diferente hechos que muestran a las claras una voluntad y una decisión de no someterse a la decisión de la Justicia, ya sea tanto a la sujeción al proceso como a ensuciar la investigación de la Fiscalía”, destacó Scalera.